6, Febrero de 2012

006 - Febrero 2012

Número 6, Febrero de 2012

EN ESTE NÚMERO

Editorial: La madre no está en venta
Redacción en el Volcán - 3378 lecturas

Las políticas culturales del Estado mexicano en la transnacionalización neoliberal
Gilberto López y Rivas - 11028 lecturas

El estructuralismo y la intelectualidad criolla: Ricardo Ferré D’amare entre Lévi-Strauss y Octavio Paz
Ricardo Melgar Bao - 6362 lecturas

Ascenso del intelectual a la práctica de una Ciencia Social crítica y el llamado “patrimonio cultural”
Raúl Francisco González Quezada - 3713 lecturas

Zacacuautla, ¿un Fuente Ovejuna mexicana?
Ezequiel Maldonado - 3667 lecturas

Qué ven los viajeros en Cuernavaca
Rafael Gutiérrez - 3538 lecturas

Bernardo Baytelman, Jorge Angulo y Alfredo Barrera en los antecedentes del Jardín Etnobotánico en Cuernavaca
Paul Hersch Martínez - 6182 lecturas

Panamá: la lucha del pueblo Ngabe-Buglé contra mineras e hidroeléctricas
Olmedo Beluche - 3296 lecturas

Editorial: La madre no está en venta

Consúltalo en la revista

 

Cuando hace treinta y ocho años se construyó el Museo Cuauhnahuac en su sede del viejo Palacio de Cortés, las investigaciones demostraron que entre la cultura de ayer y la de hoy habían pasado tres mil años de historia,  que la tradición tenía experimentada; los testimonios antropológicos e históricos vinieron a confirmar el hecho y el surgimiento de las investigaciones encomendadas desde entonces al Centro Regional Morelos-Guerrero del INAH, dentro de las políticas culturales nacionales, han tratado de profundizar su dimensión.

El estructuralismo y la intelectualidad criolla: Ricardo Ferré D’amare entre Lévi-Strauss y Octavio Paz

Consúltalo en la revista

 

 

Nuestro caminar ha sido elíptico después de recorrer a
grandes trancos el universo de los guerreros de Dios.

Ricardo Ferré.

 

Una institución patrimonialista como el INAH, debe recuperar la sana tradición de hacer memoria de quienes brindaron en ella sus mejores esfuerzos, sea como intelectuales o trabajadores. Ferré merece ser incluido por derecho propio; sus huellas son múltiples aunque discontinuas y dispersas. Fue profesor contratado en la ENAH en los años sesenta, entidad en la que sostuvo sus cátedras renovadoras, con los bríos del intelectual que pisaba los umbrales de la madurez; retornó al INAH al final de su existencia, adscripto en calidad de contratado en la pequeña burocracia de la Delegación INAH Morelos, incidiendo en la vida académica del mismo, al cual entregó sin regateos sus últimos bríos e ideas.

Las políticas culturales del Estado mexicano en la transnacionalización neoliberal

Consúltalo en la revista

 

* Entregado para su publicación a la Universidad Pedagogica Nacional.

 

La transnacionalización: ocupación integral

Las políticas culturales del Estado mexicano están estrechamente relacionadas con las transformaciones que por más de cuatro décadas ha provocado en el ámbito mundial la transnacionalización neoliberal que caracteriza la actual etapa de mundialización capitalista.

“Ocupación integral”[i] es el término utilizado para identificar este proceso globalizador de privatizaciones y de adjudicación corporativa de las economías de nuestros países, a partir de un acelerado, abierto o, en ocasiones, silencioso desmantelamiento del Estado –alguna vez considerado “benefactor”— y a través de la apropiación de los recursos naturales y estratégicos que ofrecen los actuales Estados nacionales de competencia[ii]. Pablo González Casanova  considera que la globalización actual es un proceso de dominación y apropiación del mundo. (“Los indios de México hacia el nuevo milenio”, La Jornada, México, 9 de septiembre de 1998)

Ascenso del intelectual a la práctica de una Ciencia Social crítica y el llamado “patrimonio cultural”

Consúltalo en la revista

 

Until lions have their own historians, histories
of the hunt will glorify the hunter.

Proverbio Africano

 

Todo sujeto para la realización de cualquier actividad precisa de la razón, sin embargo, en aquellos casos en que la razón se convierte en herramienta fundamental, el trabajo del sujeto se convierte en uno de carácter intelectual. Los intelectuales en su calidad de contenido, son aquellos sujetos cuya herramienta de trabajo fundamental es el uso sistemático y esencial de la razón. Si bien el intelectual formalmente investiga, escribe ensayos, imparte conferencias, eventualmente participa de guiones museográficos y materiales para la denominada “difusión” hacia sujetos no especializados; lo que hace en esencia un es el uso de la razón como medio entre la realidad y su fuerza de trabajo.