9, Mayo de 2012

009 - Mayo 2012

Número 9, Mayo de 2012

EN ESTE NÚMERO

Editorial: Mayo, el mes emblemático
Redacción en el Volcán - 6390 lecturas

El Primero de Mayo en América Latina. Memoria y presente
Ricardo Melgar Bao - 4785 lecturas

Sobre los trabajos de acondicionamiento del área “Los Fuertes”, en Puebla
Profesores Investigadores del INAH - 4208 lecturas

El Cardenal Cipriani, el Opus Dei y la iglesia que se desmorona. Una reflexión desde México
José Luis González M. - 4081 lecturas

El POET de Cuernavaca, el Municipio y el Poder Judicial: en defensa del bosque y sus barrancas
Activistas ciudadanos - 21970 lecturas

Protagonistas de nuestra historia. Tras las huellas de Cortés
Rafael Gutiérrez Y. - 4972 lecturas

Editorial: Mayo, el mes emblemático

Consúltalo en la revista

 

Mayo es un mes de significativa ritualización cívica (batalla que marcó la derrota del colonialismo francés en Puebla), sindical (conmemorativa de los mártires de Chicago por la jornada de las 8 horas en el mundo)  y religiosa (mariana). De todas ellas, nos interesa desarrollar algunas ideas sobre la segunda en torno al tema del trabajo, considerando que los investigadores del INAH no sólo somos trabajadores, sino que además, resentimos los avatares de quienes laboran para nuestros proyectos en condiciones nada dignas impuestas por una institución que ha perdido el norte no sólo en materia del patrimonio cultural que le dio origen y función,  sino también frente al trabajo precarizado de profesionistas, pasantes, empleados y obreros.

Sobre los trabajos de acondicionamiento del área “Los Fuertes”, en Puebla

Consúltalo en la revista

 

AL PUEBLO DE MÉXICO

A LOS HABITANTES DE PUEBLA

Los profesores investigadores, arquitectos-restauradores y trabajadores técnicos, manuales y administrativos del Instituto Nacional de Antropología e Historia, nos deslindamos y denunciamos los arbitrarios y destructivos trabajos de intervención y acondicionamiento de la denominada área “Los Fuertes” en la ciudad de Puebla de Zaragoza, realizados por el gobierno del estado y avalados en todos sus términos y caprichos por la Dirección General del INAH.

El Primero de Mayo en América Latina. Memoria y presente

Consúltalo en la revista

 

La crisis mundial no lleva los mismos  ritmos e impactos en los diversos países y continentes, los trabajadores en doce países europeos con mayor o menor grado, los trabajadores recibieron los influjos negativos sobre sus empleos, sus  salarios y sus derechos. En Grecia el Frente Militante de Todos los Trabajadores convocó a sus adherentes a un acto de solidaridad con los paristas de la Acería Griega que cumplen seis meses en resistencia, mientras las dos centrales obreras en la plaza Kotzia de Atenas bajo el lema : "Ninguno solo, juntos podemos triunfar". En España hubo masivas manifestaciones en 89 ciudades contra  el gobierno de Rajoy y el capital. En Francia el clima electoral tiñó de rojo y tricolor los mítines. Los mártires de la Comuna de París y de las 8 horas en Chicago desde la  izquierda  y Juana de Arco desde la derecha, han generado una polarización simbólica. Bajo tal contexto, el primero de mayo, motivó reflexiones, denuncias y movilizaciones. En los Estados Unidos aconteció un cambio notable gracias a  los trabajadores inmigrantes al apropiarse del 1 de mayo; recuérdese que  en dicho país el día de los trabajadores es diferido hasta septiembre.

El Cardenal Cipriani, el Opus Dei y la iglesia que se desmorona. Una reflexión desde México

Consúltalo en la revista

 

Estas reflexiones se generan, lejos del Perú,  a raíz de la suspensión o privación del ejercicio de su ministerio, al sacerdote peruano Gastón Garatea Yori ss. cc., por parte de su propio obispo, el 10 del presente mes (mayo, 2012).

Conozco al Cardenal de Lima desde sus tiempos de cura raso en Abancay (sur del Perú), en los inicios de su feroz  trayectoria pastoral como miembro del Opus Dei, su tenaz batalla contra aquellos textos docentes de avanzada de los meritorios jesuitas Idígoras y Bastos, sus convenientes cercanías a ciertos sectores de los militares peruanos en Ayacucho y otras andanzas más. Se puede decir, sin ánimos de señalar méritos, que siempre ha sido hombre de una sola pieza y una sola línea. Pertenece al clan de quienes jamás aceptarán que otra Iglesia, otra teología y otro tipo de relación con el mundo, auténticamente cristianos,  son posibles. En el ambiente de la iglesia católica peruana de aquellos años, que un miembro del Opus Dei fuese designado Cardenal de Lima no tuvo nada de extraño. Pero sí que lo fuese un hombre del perfil intelectual y temperamental de Cripriani. Eran tiempos en que, no por casualidad, el Opus Dei era muy fuerte en el Vaticano y muy cercano a Juan Pablo II y a su proyecto de iglesia centralista, autoritaria y radicalmente clerical. También eran los días (que no han terminado)  en que la propia iglesia amordazaba o vetaba  a sus mejores teólogos.