22, Junio de 2013

022 - Junio 2013

Número 22, Junio de 2013

EN ESTE NÚMERO

Editorial: Crudos escenarios: resistencias, dramas y fantasmagorías
Colectivo En el Volcán - 3282 lecturas

Salud intercultural y la patrimonialización de la Salud Mapuche en Chile
Andrés Cuyul Soto - 6685 lecturas

La recolonización de los territorios en la globalización neoliberal
Gilberto López y Rivas - 5683 lecturas

Tlaxomolco, Yohualinchan: sitios en peligro de destrucción por ampliación de la autopista La Pera-Oacalco
Osbelia Quiroz González, Gustavo Flores Zúñiga y Francoise Neff Nuixa - 8604 lecturas

Editorial: Crudos escenarios: resistencias, dramas y fantasmagorías

Consúltalo en la revista


En un programa radio-televisivo de la ciudad de Cuernavaca del pasado viernes 21 de junio, un ciudadano compartió su preocupación por la falta de trabajo en el estado de Morelos y por una amenaza imaginaria: el potencial desborde popular al estilo de los indignados brasileños. El mismo ciudadano manifestó no entender por qué hay personas que se oponen a la minería a tajo abierto, cuando dicha actividad traería trabajo para los sin empleo y evitaría amenazas como la brasileña. Concluyó que él prefería “morir contaminado pero trabajando” y con la “panza llena”.

La recolonización de los territorios en la globalización neoliberal

Consúltalo en la revista


[1]

[2]

Pablo González Casanova ha insistido en que vivimos un proceso renovado de dominación y reapropiación del mundo; una recolonización a través de la ocupación integral de nuestros países, estructurada en el ámbito nacional mediante reformas constitucionales y legales,  y a través de disposiciones de hecho, realizadas todas ellas sin consultar a la sociedad y a los ciudadanos en particular.  En el caso de México, se destacan, como ejemplos dentro de las primeras, la reforma al artículo 27 de la Constitución y sus leyes secundarias, que pusieron en venta las tierras ejidales y comunales, abrieron los territorios a corporaciones extranjeras y constituyen, en los hechos, la ruptura de la alianza social y el pacto político producto de una revolución armada que da lugar a la Carta Magna de 1917 y que costó al país un millón de muertos. De las segundas, tenemos al Tratado de Libre Comercio (TLC), la Alianza para la Seguridad y la Prosperidad de América del Norte (ASPAN), y la Iniciativa Mérida, que dañan gravemente la soberanía económica y política de la nación, sin que estos tratados y mecanismos injerencistas hayan sido sancionados por el Congreso de la Unión, ya ni que mencionar nuevamente a la ciudadanía afectada por los mismos.

Salud intercultural y la patrimonialización de la Salud Mapuche en Chile

Consúltalo en la revista


Desde el fin del período de la dictadura, y bajo los distintos gobiernos de la Concertación, Chile se ha posicionado a nivel de América Latina como uno de los Estados que más habría invertido y trabajado por la salud de los pueblos indígenas a partir de los años noventa.[1] Esta situación tiene su origen en el proceso de visibilización de la salud indígena y la denuncia de brechas y desigualdades, determinadas, en gran medida, por la exclusión sociocultural que vive el Pueblo Mapuche.

Tlaxomolco, Yohualinchan: sitios en peligro de destrucción por ampliación de la autopista La Pera-Oacalco

Consúltalo en la revista


El proyecto de ampliación de la autopista la Pera-Cuautla pretende disponer de una importante franja de las tierras ejidales y comunales del municipio de Tepoztlán, en una área de suma importancia tanto para el equilibrio ecológico (zona de transición climática de cálida a fría y a la inversa) como para el conocimiento arqueológico de la región. El trazo de la carretera de dos carriles construida en los años sesenta se realizó sin instrumentar rescate arqueológico alguno que hubiera podido evidenciar en esos años la importancia del sitio destruido por las máquinas; sin embargo, existen testimonios del afloramiento de piezas valiosas que no han sido registradas y muchas han desaparecido. La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) pretende ampliar a cuatro y cinco carriles la autopista que va del tramo de la Pera a Oacalco poniendo en peligro una área frágil, constituida de peñascos entre los cuales viven una flora y fauna particularmente ricas y donde se encuentran antiguas zonas de habitación probablemente desde el período preclásico como lo atestiguan montículos, muros y antiguas terrazas de cultivo. Según los arqueólogos “Es relativamente poco lo que se sabe del señorío de Tepoztlán, ya que hasta el momento sólo se encuentra expuesto el Santuario que se localiza en el peñón y algunos fragmentos del centro cívico religioso en Axitla y Tlapechcalco.” [1] Los trabajos de construcción de la autopista ampliada están en curso del lado oriente del valle; que está bordeado por las dos sierras constituidas por 18 peñascos que han sido identificados por Eduard Seler en 1904 como representación de las 18 veintenas del año solar prehispánico. La antigua concepción mesoamericana del espacio-tiempo que es visible todavía en la conformación geográfica del municipio de Tepoztlán representa un legado excepcional para la humanidad. Los múltiples vestigios que se encuentran al pie de cada una de las peñas podrían seguramente ayudarnos a esclarecer cuáles eran los sistemas de conteo del calendario de los pobladores y de los pueblos alejados que venían a participar en rituales destinados a memorizar y plasmar unos saberes ancestrales que mostraban la relación de los antepasados al mundo animal, vegetal, humano, a las constelaciones y a los elementos naturales. La zona llamada Yohualinchan (mal designada en español como el “enano”) y Tlaxomolco, sería gravemente afectada por este proyecto de ampliación ya que la parte norte de los peñascos sería destruida, removiendo enormes cantidades de piedra, exponiendo a deslaves las vertientes de los cerros y cambiando el curso del agua en las barrancas, volviendo imposible para numerosas especies migrar de un lado al otro de las sierras según los cambios estacionales.