14, Octubre de 2012

Desarrollo local y sinergia social

Consúltalo en la revista

 

Aportes de los integrantes de la
Academia de Ciencias Sociales y Humanidades
del Estado de Morelos

 

DR. VICENTE ARREDONDO RAMIREZ
MÉXICO
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

INTRODUCCION

Los paradigmas tradicionales de convivencia social, y de ejercicio del poder, expresados en "pactos sociales", están siendo profundamente cuestionados en distintas partes del mundo. Entre un creciente número de ciudadanos emerge la necesidad de volver a plantearnos preguntas básicas como las siguientes: ¿cuál es el sentido y propósito de vivir en sociedad?, ¿cuáles son las fórmulas y mecanismos adecuados de interacción en lo económico, político y social?, ¿cómo y quiénes definen dichas fórmulas y mecanismos?, y ¿cómo debemos concebir un desarrollo viable y sustentable, en el corto, mediano y largo plazo?.

 

Estamos siendo testigos de los cambios en el papel tradicional del gobierno en lo económico, político y social, del incremento de la marginalidad social que impacta la capacidad de satisfacer las necesidades básicas de las personas, de la crisis del modelo tradicional de gobernabilidad, y de los desajustes económicos en el esquema de producción, comercialización y empleo.

A la par que se incrementa la exclusión social, afortunadamente también se está incrementando la conciencia sobre la necesidad de participación ciudadana en todos los aspectos de la vida comunitaria, en razón de la confusión y de la problemática generada por los cambios que se experimentan por la irracional aplicación del modelo económico sustentado en el mercado.

Todo indica que el desarrollo de un país, en todas sus facetas, debe impulsarse desde espacios geográficos bien determinados, tomando en cuenta las características específicas de la población y de su entorno, y promoviendo la participación de los actores sociales que en él se ubican. Se deben buscar modelos propios de desarrollo local, para estar en capacidad de hacer diagnósticos precisos y encontrar soluciones adecuadas al gran problema de la exclusión social. Esta es en síntesis  la propuesta para contener la creciente exclusión social, y así poder iniciar acciones en favor de un desarrollo verdaderamente sustentable.

 

EL IRRESUELTO PROBLEMA DEL SUBDESARROLLO

La necesidad de impulsar el desarrollo socioeconómico hace referencia al tránsito, de una condición insatisfactoria, a una condición deseable. En este sentido hablar de desarrollo nos sugiere de entrada dos cosas: la posibilidad de un crecimiento continuo y lineal por etapas, y la existencia de un modelo deseable al que debemos llegar.

Estos dos supuestos han estado presentes en el discurso de todos los gobiernos y organismos de cooperación, en los últimos decenios. De hecho, la modernización de los países pobres ha tenido como referencia el  modelo de vida de los países de "industrialización avanzada", también llamados del "primer mundo", o del

"hemisferio norte". Sin embargo, la realidad demuestra que los países pobres no han alcanzado a imitar el modelo de desarrollo que se les propuso, simple y sencillamente porque existen muchos obstáculos políticos, económicos y culturales para que eso sea posible.

El paradigma de desarrollo que se ha impulsado está basado en el principio de

“alta producción y alto consumo”. Recientemente, la nueva ideología denominada “globalización” ha modificado la estrategia de aplicación de este principio, pero los conceptos básicos permanecen igual.

Los supuestos básicos de la teoría del desarrollo que se ha promovido en los últimos decenios son los siguientes:

 

Supuestos económicos

  • El desarrollo está basado en el aliciente de inversión financiera que produzca dividendos. El capital es el insumo más importante del desarrollo. Los países son pobres porque no tienen capital ni tecnología. Se debe promover el ahorro interno, producir para  la exportación para obtener divisas, permitir el libre flujo financiero con el exterior, y crear condiciones de libertad y seguridad a todo tipo de inversión extranjera.
  • La variable independiente del desarrollo es el consumo masivo de bienes y servicios. De dicha variable se desprenden secundariamente la satisfacción de necesidades reales o ficticias de la gente, el uso adecuado o inadecuado de los recursos naturales, el respeto o destrucción de valores culturales, el interés o insensibilidad a la sustentabilidad de las sociedades, la pobreza o riqueza de las gentes.
  • Para distribuir la riqueza, primero hay que producirla.
  • El desarrollo científico sólo tiene sentido en la medida en que se traduzca en tecnologías que permitan elaborar productos vendibles.
  • El mercado es quien impone las formas, ritmos y significados del desarrollo.
  • Las mega-corporaciones internacionales son los operadores apropiados para que el mercado funcione.
  • El ser humano tiene una capacidad ilimitada de consumo de bienes y servicios.
  • Debe existir una cultura del desperdicio y de lo "desechable", para seguir adquiriendo indefinidamente bienes y servicios.

 

Supuestos sociales

  • El desarrollo lo impulsa una clase media de consumidores, por lo que se debe reforzar y ampliar este nivel socioeconómico. Se debe crear una cultura homogénea en todos los consumidores, para que asimilen los mismos significados y connotaciones en su función de compradores. En este sentido, las personas son consumidoras no de bienes y servicios, sino de significados.
  • Los medios de comunicación de masas son indispensables para ofertar bienes y servicios y para generar los modelos deseables de consumo.
  • La escuela y la universidad son los filtros que validan la disparidad de los niveles de consumo, y son las "industrias" que troquelan las habilidades modernas de los consumidores. Se afirma que a mayor escolaridad, se alcanza mayor ingreso, mayor consumo, y por tanto, mayor desarrollo.
  • La pobreza es el resultado de un crecimiento demográfico desmedido.
  • Las culturas tradicionales son el mayor obstáculo para el desarrollo de un país.

 

Supuestos políticos

  • Para que el capital y la inversión puedan vivir y desarrollarse en paz, se requiere de sociedades democráticas que elijan y reciclen gobernantes afines a esta teoría del desarrollo.
  • Es más importante crear consumidores que crear ciudadanos.
  • El ciudadano modelo es aquel que colabora en la generación de la riqueza trabajando como empleado, como obrero, como alto ejecutivo, o como pequeño industrial y comerciante, es el que paga sus impuestos, el que vota en cada elección, y el que forma a su familia para el orden y no para el cuestionamiento.
  • Los partidos políticos especulan con las preocupaciones reales de la gente, y previenen la inestabilidad social. Mantienen dividida y distraída a la sociedad, mientras que el capital sigue reproduciéndose.
  • Los políticos de oficio o de carrera son miembros de un sector que tiene dos grandes funciones: mediatizar las inquietudes ciudadanas, y entramparse en su deseo de poder, para lo cual deben estar sometidos a los grandes intereses económicos y recibir los beneficios que graciosamente ellos les otorgan.

Sobre estas grandes premisas expresas o tácitas se ha impulsado la doctrina del desarrollo a lo largo y a lo ancho del mundo subdesarrollado. Los resultados están a la vista.

 

LA PROPUESTA ALTERNATIVA DEL DESARROLLO LOCAL

El desarrollo se ha convertido en un asunto de tal complejidad, que requiere de la concurrencia de diversos actores sociales para que aporten sus conocimientos y habilidades específicas en la búsqueda de soluciones reales y sustentables.

 

Los promotores del desarrollo

Hasta hace poco tiempo, nadie ponía en duda la idea de que el principal promotor del desarrollo debía ser el gobierno; sin embargo, las cosas han cambiado. Ahora se reconoce que los gobiernos no están en capacidad de resolver todos los problemas económicos y sociales de sus gobernados.

En un irresponsable intento por transformar indiscriminadamente (no sin razones para ello) la  función tradicional de los gobiernos, en materia de promoción de la equidad social y el desarrollo económico, la nueva ideología de la globalización ha promovido el desmantelamiento de los aparatos gubernamentales, aceptando tácitamente que la empresa privada puede suplir dichas funciones históricamente ejercidas por los gobiernos.

Este énfasis en la importancia de la empresa se fundamenta en la afirmación de que el sector privado es quien tiene la verdadera capacidad de generar riqueza, y por consiguiente, de promover el desarrollo; sin embargo, el problema consiste en que una cosa es generar riqueza y otra muy distinta es distribuir la riqueza.

Por otra parte, las organizaciones de la sociedad civil que trabajan a favor de los excluidos de cualquier naturaleza se han incrementado en número y en deseos de jugar un papel mucho más relevante en la solución de los problemas sociales. Sin embargo, su sola actuación ha sido insuficiente para lograr el impacto que requiere la dimensión de los problemas que  atiende.

 

La sinergia local

El impacto de la globalización económica y el fracaso de las estrategias de promoción del desarrollo nos obligan a poner nuestro foco de atención en el ámbito de lo local, como plataforma de solución de muchos de los problemas que enfrentan los países pobres.

El paradigma propuesto consiste en activar a los actores gubernamentales, empresariales y sociales del nivel local, para que juntos se corresponsabilicen de la promoción del desarrollo socioeconómico.

Este modelo de colaboración entre actores gubernamentales y no gubernamentales, impulsado por profesionales de la promoción social,  permitirá:

  • Crear nuevas condiciones de participación ciudadana, lo cual es esencial, ya que sólo puede haber desarrollo, si la gente juega un papel activo.
  • Generar experiencias concretas que ayuden a modelar estrategias de desarrollo local, diseñadas y ejecutadas por la empresa, la sociedad civil organizada y el gobierno.
  • Estimular la creación de sujetos colectivos corresponsables del desarrollo local que potencien la gestión y ejecución de recursos financieros nacionales e internacionales en favor de la solución de los problemas sociales.
  • Diseñar formas de intervención que atiendan de manera simultánea las causas y efectos de los problemas económicos y sociales.
  • Identificar, conocer y poner en práctica conocimientos y habilidades que favorezcan la profesionalización y el actuar estratégico de las organizaciones civiles y de las autoridades locales que trabajan en la asistencia, promoción y desarrollo social.
  • Identificar y promover modalidades de colaboración entre organizaciones civiles, empresas y autoridades gubernamentales, en el marco de la estrategia de desarrollo local.

Este planteamiento de sinergia local permite que las personas se apropien del diagnóstico y la solución de sus propios problemas. En realidad no hay un modelo de desarrollo, sino que cada realidad local y regional debe encontrar las mejores formas de generar y distribuir la riqueza, y de pugnar por una sociedad sin excluidos. En este sentido, los temas actuales de debate internacional, como la reforma del Estado y la descentralización, deben orientarse a promover el desarrollo local con la participación de toda la ciudadanía.

 

CONCLUSION

La diversidad de la problemática social, política, cultural  y económica de un país no se resuelve con fórmulas de carácter general, diseñadas o avaladas desde centros de poder burocrático y tecnocrático. La mejor comprensión de los problemas y las mejores soluciones surgen del lugar en donde se experimentan las carencias.

La participación de las personas en el desarrollo se estimula cuando se trata de resolver la problemática cotidiana que las afecta, y cuando su ámbito de preocupaciones coincide con su ámbito real de influencia para solucionarlas. Es necesario que desde lo local, se encuentren fórmulas de interacción, entre el sector gubernamental, el empresarial y el social  para que colaboren y se corresponsabilicen en la solución de los problemas existentes en su entorno inmediato.

En el artículo “Haciendas y ríos”, Rafael Gutiérrez hace referencia

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar