Recordemos quiénes son los migrantes

.

“Es lindo México, pero cuanto sufrí  atravesarlo sin papeles es muy duro, los cinco mil kilómetros que recorrí puedo decir que los recuerdo uno por uno”[1]

El pasado lunes 23 de Marzo del presente año, la diputada  federal del PRI por Coatzacoalcos, Veracruz, Patricia Peña Recio, calificó como “complicada” la situación migratoria en nuestro país, y señaló que los migrantes centroamericanos que pasan por México  son un peligro para la ciudadanía, ya que a donde llegan ejercen la prostitución, no tienen dinero y por eso andan allí asaltando a la gente”.

Además de esta declaración, la diputada quien es también Secretaria de Asuntos Frontera Sur-Sureste, comisión que se encarga de generar propuestas para tratar el asunto migratorio, a través del poder que le confiere su alto cargo, tomó la decisión de cerrar  un albergue que brinda apoyo a los indocumentados, como medida para que los migrantes ya no pasen ni permanezcan en esta zona, porque “representan un peligro”.

Después de esta declaración, una cadena estadounidense de televisión, a través de un noticiero, decidió contactarla para realizar una entrevista relacionada con sus declaraciones. En la entrevista que se transmitió el jueves 27 de Marzo por el canal Univisión, en el noticiero “Primer Impacto”, el reportero le preguntó a la funcionaria si creía que las declaraciones que había hecho sobre los migrantes habían estado bien, a lo que la diputada contestó que ella creía que sí, que sólo decía lo que pensaba y sentía


http://www.elsoldenayarit.mx/politica/33620-video-diputada-priista-asegura-que-migrantes-son-un-peligro-la-acusan-de-discriminacion

Ante esta situación, que vulnera y viola los derechos de personas como los migrantes centroamericanos que pasan por México para intentar llegar a su destino que es Estados Unidos, parece que es necesario recordarle a la funcionaria la experiencia sociohistórica relacionada con la migración en México, para que entienda, comprenda o tal vez sepa, porque es posible que no tenga conocimiento alguno acerca del perfil  histórico y geográfico en el que se ubica México en relación con este proceso de movilidad como lo es la migración.

Históricamente, México se ha caracterizado por ser un país que ha albergado a refugiados de diverso origen. Recordemos las oleadas migratorias europeas que llegaron a nuestro país huyendo de las dictaduras surgidas en los años treinta y cuarenta, especialmente de la dictadura franquista y también, en menor grado, del nacismo. El de los refugiados latinoamericanos es otro proceso migratorio en el que México fue receptor de grupos que dejaron sus tierras a causa de los conflictos armados, en países como Guatemala, el Salvador y Nicaragua.


http://www.correodelmaestro.com/anteriores/1999/junio/Pags%20color%2037/barcojpg.jpg
Arribo de uno de los contingentes de refugiados españoles a Veracruz

De la misma manera, debido a la posición geográfica en la que se ubica, México constituye un punto estratégico para los migrantes, pues por un lado se encuentra la frontera sur, por la cual a diario entran cientos de personas provenientes de Sur y Centro América y por otro está la frontera norte que colinda con Estados Unidos, el destino soñado no sólo de centro o sur americanos, sino también de mexicanos.

El río Suchiate, en la frontera sur, es uno de los puntos más importantes por el cual a diario, mujeres, niños y hombres, cruzan para iniciar el primer recorrido de un largo camino, que es atravesar México.


http://tamaulipeco.com.mx/wp-content/uploads/2015/02/migrantes6-14012015-105106.jpg

Salir de una tierra a otra para buscar un futuro incierto, no es nada fácil. A diario, cientos de personas usan el tren de carga como medio para aproximarse más a su destino. Desafiando la suerte, asumiendo el agotamiento y el miedo originados por el peligro que sortean cada vez que avanzan por tierras mexicanas, marchan con la incertidumbre  y con la zozobra de no saber si llegarán a su destino.

Para la diputada Patricia Peña, por supuesto que las cosas fueron un poco más fáciles: ella no tuvo que pasar por una travesía similar para llegar a su curul. No enfrentó peligros como los secuestros masivos, extorsiones, asesinatos, abusos sexuales, desapariciones, pérdidas de extremidades a causa de las caidas del tren por las que pasan estos seres humanos. Seguramente a la diputada nadie la discrimina por desconocer el contenido ni mucho menos por no ejercer  el artículo 1° de la Constitución Mexicana  que refiere:

QUEDA PROHIBIDA TODA DISCRIMINACION MOTIVADA POR ORIGEN ETNICO O NACIONAL, EL GENERO, LA EDAD, LAS DISCAPACIDADES, LA CONDICION SOCIAL, LAS CONDICIONES DE SALUD, LA RELIGION, LAS OPINIONES, LAS PREFERENCIAS SEXUALES, EL ESTADO CIVIL O CUALQUIER OTRA QUE ATENTE CONTRA LA DIGNIDAD HUMANA Y TENGA POR OBJETO ANULAR O MENOSCABAR LOS DERECHOS Y LIBERTADES DE LAS PERSONAS.

Los migrantes no sólo tienen que enfrentar el peligro de perecer en el intento, sino sumado a todo esto, se enfrentan a prácticas racistas y discrimiantorias oficiales, como las que hizo esta funcionaria a través de sus declaraciones públicas. Sin embargo, el contenido de sus afirmaciones racistas y poco sensibles, no sólo pone de relieve su ignorancia y su inconsciencia, sino que es una expresión más de la ambigua relación que mantiene el gobierno mexicano con el migrante centroamericano. Y es que la versión oficial de las polítícas migratorias y tratados internacionales que ha ratificado el gobierno de México, reitera el compromiso y la obligación de respetar las garantías y derechos humanos de los migrantes, pero en la práctica, la versión de testimonios, historias contadas y otras que permanecen ocultas,  que han rescatado ONG’S y la Comisión Nacional de Derechos Humanos, demuestran que en nuestro país las leyes migratorias se diseñan y aplican desde una lógica distinta a las necesidades de los migrantes, enmarcadas en las estadísticas de los centromericanos repatriados que México expulsa hacia sus países de origen.

Testimonios como el de Alicia muestran la situación de vulnerabilidad y violación a los derechos humanos por los que pasan los migrantes en suelo mexicano:

Alicia, guatemalteca, sostiene una foto ampliada de su esposo Miguel en su pecho, mientras clama [por] información acerca de su paradero. Alicia relata que ella y su  familia vivían humildemente en su finca en Guatemala. Poco más de 2 años atrás

Alicia empezó a tener problemas de salud y tuvo que ser internada de urgencia en el hospital de su pueblo, donde fue operada de un problema vesicular. Tras 13 días de estar buscando dinero para el tratamiento de Alicia y sus gastos hospitalarios, Miguel le dijo a su esposa que iba a migrar a Estados Unidos para conseguir un trabajo y enviarle dinero para su tratamiento. La última vez que Alicia tuvo noticias de Miguel fue el 11 de junio de 2009, cuando él se encontraba en Reynosa (Tamaulipas), a la espera de cruzar la frontera a Estados Unidos. La última vez que Alicia y Miguel hablaron, él la llamó desde Reynosa; luego de hablarle brevemente, le dijo que tenía que colgar y le pidió que le llamara más tarde al hotel. Cuando ella llamó nuevamente, él ya no contestó. Primero un hombre le dijo que su marido estaba ahí, pero que llamara más tarde; después otra persona aseguró que Miguel ya se había ido. En su último intento, una mujer afirmó que su esposo aún se encontraba en el hotel, pero que no podía pasarle el teléfono, que en cuanto pudiera, él la llamaría. Alicia pensó que algo andaba mal y que su marido podía haber sido secuestrado.

El “coyote” con el que Miguel iba a cruzar le dijo a Alicia que él ya estaba en Texas.

Las versiones tan contradictorias la hicieron dudar. Alicia dijo que ella sabía que

Miguel está vivo. Ella dijo que unos meses después de la última llamada de Miguel recibió un par de llamadas extrañas. En la primera llamada no habló nadie, pero ella dijo que sabía que era él. La siguiente llamada llegó unos meses después y dijo que escuchaba las voces de algunas personas y cómo alguien le gritaba a otros hombres exigiéndoles que hicieran lo que él les ordenaba; tras unos minutos de escuchar las voces y los gritos, la comunicación se cortó. A la fecha en la que el Relator recibió el  testimonio de Alicia ella llevaba ya más de 2 años buscándolo. Alicia ha solicitado informes a la embajada de su país en México y en Estados Unidos y no ha obtenido mayor respuesta. Por ello, pidió un préstamo para unirse a la Caravana Paso a Paso hacia la Paz y seguir el recorrido de Miguel. Alicia y sus tres hijos esperan por el regreso de Miguel a Guatemala.[2]


http://cofamide.blogspot.mx/2011/05/los-migrantes-tambien-estamos-hasta-la.html

Cada historia de cada persona que deja su país, como la que cuenta Alicia, reitera que las politicas migratorias se encaminan más a criminalizar la migración que a protegerla. Del mismo modo, la falta de sensibilidad tan recurrente en la clase politica en nuestro país, se expresa en la forma en la que funcionarios califican y se refieren a personas que, al igual que los mismos mexicanos, que buscan una oportunidad para cambiar su situación de marginación y pobreza en la que se encuentran en su país de origen.


http://www.que.es/archivos/201309/5567718w-640x640x80.jpg

Tal vez es necesario recordar que los migrantes son quienes dejan su país por la falta de oportunidades, por la pobreza y desigualdad. Son personas que caminan, con el estómago vacío, con la desventura de no tener papeles. Son los que a través de un sueño ambicionan permanecer y trabajar en Estados Unidos. Son personas que lo arriesgan todo y quizás sean los que menos ganen. Son hombres y mujeres que cuando circulan por nuestro país, el color de la piel y el idioma los hace reflexionar, porque sólo los diferencia de los mexicanos el hecho de no tener papeles. Son personas que tienen miedo y que fingen ser un mexicano más por el temor de ser aprehendidos. Son seres humanos a quienes tal vez, como se dice popularmente “la vida no les sonríe”.  Es posible que algunos de ellos y de manera excepcional, busquen alternativas para sortear de otra manera su situación en el país, como las que mencionó la diputada, pero esto mismo es resultado de los patrones de violencia y marginación que se viven en casi todo el territorio mexicano,  prácticas de explotación que vulneran la dignidad humana.

La condición de México como lugar de “acogida” para quienes se refugian en nuestro país o como punto importante que alberga de paso a migrantes de El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y países del sur, tiene dos caras. La cara oficial gubernamental, es una cara que encubre los actos de violencia e impunidad y es incongruente con lo que proclama en discursos y afirmaciones públicas (Alvarado, 2006). Sin embargo, existe una cara que brinda y extiende la mano, la cara de México que no califica ni adjetiva generalizando a los migrantes como peligrosos: es una mano que ayuda y es hospitalaria. Esta cara está representada por mexicanos organizados que responden de alguna manera a las necesidades de los migrantes.


http://www.educacioncontracorriente.org/images/diciembre/Solalinde.jpg

A pesar de que se le ha exigido a la diputada que brinde una disculpa pública a los migrantes, sus declaraciones trascienden la situación específica de los migrantes centroamericanos en nuestro país, y la interrogante que surge al llamar “delincuentes” a personas que buscan un escape, oportunidad o solución ante la carencia es: ¿también llama así a los veracruzanos de Coatzacoalcos que intentan cruzar la frontera norte?

Haciendo a un lado a la diputada, ¿cuál es la pregunta que hemos de hacernos nosotros respecto a esta situación? Acaso la cultura de la violencia en la que nos desenvolvemos ha provocado que ya no cuestionemos este tipo de actos. Tal vez deberíamos empezar preguntándonos ¿los migrantes importan? ¿la situación en la que se encuentran la podemos calificar como una crisis humanitaria?

 

Referencias

Alvarado, Paulina (2006). La migración centroamericana indocumentada en su paso hacia Estados Unidos: el papel de la iglesia católica y la política de regulación migratoria en México, Tesis de Licenciatura, Universidad Autónoma de Monterrey, Departamento de Ciencias Sociales.



[1] Fragmento de la canción “Tres veces mojado”, interpretada por el grupo Los Tigres del Norte.

[2] Relato del testimonio dado por una mujer guatemalteca al Relator sobre los Derechos de los Migrantes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en Tierra Blanca, Veracruz, el 30 de Julio de 2011. Informe especial sobre secuestros de migrantes en México.

http://www.cndh.org.mx/sites/all/fuentes/documentos/informes/especiales/2011_secmigrantes_0.pdf

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar