8, Abril de 2012

Siguendo una pista de Benedicto XVI en Twitter

Consúltalo en la revista

 

En los últimos años, con el avance de la tecnología, las formas convencionales de comunicación han cambiado de manera extraordinaria y acelerada, impactando en forma directa la construcción de los vínculos e interacciones sociales. Las redes sociales producidas por estos cambios, se han convertido en medios fundamentales de expresión en ciertos sectores poblacionales afines con estas nuevas formas de transmitir emociones, pensamientos y posiciones sociales, políticas y hasta económicas. Estos foros públicos, al ser gratuitos y de fácil acceso, adquieren adeptos rápidamente y se propagan de manera global, generando conexiones y convivencia constante entre los miembros de comunidades virtuales, lo que provoca debates, choques de otredad y acercamientos con la alteridad. “Twitter” por ejemplo, es una de las redes sociales más importantes en la actualidad, con millones de usuarios distribuidos por todo el mundo y con un concepto virtual,  en el que “sigues” y “te siguen”, que consiste en escribir en un “blog” –una página de Internet- oraciones, denominadas “tweets” que pueden tener como máximo 140 caracteres.

 

“Twitter” constituye una red social que desde su aparición pública en el año 2006, ha sido la plataforma de distintos temas sociopolíticos que se ponen de moda; los miembros de esta comunidad virtual plantean opiniones, propuestas y críticas públicas ante distintas problemáticas que se viven en México y el mundo a través de ese límite fijo de 140 caracteres. La escritura en este medio es, de alguna forma, telegráfica, pues el twitero (que es como se le llama al usuario de esta red) debe tener la capacidad de expresar sus ideas con pocas palabras, en una sola frase u oración sintética. Así, una de las formas básicas de escribir en Twitter es utilizando el símbolo “#” para darle énfasis a un tema o palabra importante, a lo cual se le llama “hashtag”, una forma de etiquetar algunas palabras o frases que son claves en un tweet. Partiendo de esta lógica, los hashtags que más se repiten en línea, terminan convirtiéndose en “Trending Topics” o temas del momento, los cuales son definidos por país.

Los temas del momento son variados y cambian cada día e incluso cada hora, de acuerdo con la cantidad de tweets que se lanzan a la red. Muchos de los “trending topics” se refieren a situaciones sociales, políticas y económicas vividas actualmente en México. Políticos y artistas han llegado a considerar a ciertos hashtags en Twitter como “un azote” contra sus personas, por ejemplo: la cantante Ninel Conde con #LosChistesDeNinel, Enrique Peña Nieto con #LaLibreríaPeñaNieto, #NoSoyLaSeñoraDeLaCasa, #EresProle o Josefina Vázquez Mota con #TeCambioAJosefinaPor o #MentirasDeLaJefa, son todos casos de hashtags que han permanecido por semanas enteras entre los “trending topics”, por ser algunos de los temas favoritos de los miembros de esta comunidad virtual. Los ítems que se vuelven “del momento” muchas veces son propuestos por personajes famosos (políticos, artistas, etc.) o por “twitstars” o “estrellas del Twitter”, personas que se vuelven populares por tener un gran número de seguidores, lo que los convierte en líderes de opinión pública en esta red social.

En este contexto, es de esperarse que algunos fenómenos sociales como la llegada del Papa a México causen revuelo en Twitter, donde se lanzaron miles y miles de tweets a favor y en contra de la visita de esta figura pública a tierras mexicanas. Desde la semana previa a su llegada, la visita de Benedicto XVI fue uno de los temas más populares en Twitter; distintas posturas sobre su gira se difundieron y desde el principio se utilizaron etiquetas como “#Benedicto” o “#Papa” para referirse a él. Sin embargo el “trending topic” más polémico sobre el tema fue  “#FormasDeMatarABenedicto”, lanzado a la red por uno de los “twitstars” más importantes de México, @DonPorfirioDiaz; si bien él se retractó posteriormente con la etiqueta #NoalaViolenciaenlosTT (TT coresponde a Trending Topic), el hashtag #FormasDeMatarABenedicto se convirtió rápidamente en un tema del momento que causó intensa controversia en la red. Muchos twitteros y grupos religiosos defendieron al Papa, muchos otros usaron su creatividad para expresar su descontento social respecto a la visita del pontífice. La polémica generada por el “hashtag” #FormasDeMatarABenedicto, inició segundos después de que fuera propuesta por @DonPorfirioDiaz, twittero conocido por representar a este histórico personaje con un irónico humor negro, haciendo críticas sociales de la realidad mexicana. A pesar de que dicho “twitstar” afirmó que su intención no era escribir un tweet agresivo a la figura del Papa, el “hashtag” se convirtió en “trending topic” en pocas horas, escapando de su control lo que la comunidad twittera escribía.


Imagen difundida vía Twitter

Si bien, no hay justificación alguna para fomentar la violencia simbólica en las redes sociales ni en ningún otro ámbito, muchas de las líneas que se escribieron en la red respecto a este tema forman parte de un fenómeno social interesante digno de análisis. Durante todo el día, desde que se lanzó el primer tweet sobre el tema, los twitteros escribieron distintas propuestas, reflejando en ellas  la violenta forma en que se vive la realidad en México. Algunos de los tweets más relevantes sobre este tema se rescatan como muestra del ejercicio de crítica social realizada por algunos twitteros  en esos 140 caracteres.

Ciertos twitteros expresaron su descontento con la forma en la que se gobierna en México y con problemas políticos sociales que no han sido resueltos. Así, el hecho de que se haya convertido en un peligro ser secretario de gobernación fue plasmado en un tweet al igual que la hambruna en la que viven los tarahumaras, invisibilizada por tanto tiempo, el problema de la migración de los mexicanos hacia Estados Unidos y la violencia y los peligros a los que se enfrentan en la frontera y los feminicidios de Ciudad Juárez, frente a los que aún no se toman medidas contundentes fueron mencionados también. Estos tweets tienen un trasfondo destacable, pues reflejan la realidad en México y algunos de sus grandes problemas actuales, como el hambre, la migración, los feminicidios y la corrupción de la clase política. La implicación de cada una de estas frases expresa, mucho más allá de un desacuerdo particular con la visita papal, el malestar de algunos mexicanos que están dispuestos a denunciar en las redes sociales las situaciones políticas y económicas a las que se enfrenta el país.

Ejemplos de estos tweets son:

  • convirtiéndolo en Secretario de Gobernación
  • mándenlo a vivir dos semanas con los tarahumaras
  • cruzando la frontera con Estados Unidos de ilegal
  • que se vuelva vieja y se vaya a vivir a Juárez


Imagen difundida vía Twitter

El narcotráfico, a su vez, jugó un papel central en la difusión de este “hashtag”, propiciado por la violencia que ha generado el gobierno de Felipe Calderón con su guerra contra el narco, que, además de miles de muertos, ha dejado un enorme descontento social que puede apreciarse diariamente en las redes cibernéticas, no sólo en Twitter sino también en Facebook. El hecho de que en Twitter se permita cierta libertad de expresión, posibilita a sus usuarios el manifestar de su sentir frente a la realidad cotidiana. Para muchos de ellos, la forma inconsulta en la que el gobierno ha enfrentado al narcotráfico no es una solución, sino un problema, lo cual se refleja en algunos de sus tweets. La violencia en los retenes militares, por ejemplo, es uno de los temas que más se tocan en esta comunidad virtual que no pudo faltar en el hashtag #FormasDeMatarABenedicto. Lo mismo sucedió con los famosos “levantones” ocurridos en todo México, en los que han muerto miles de personas, algunas incluso sin formar parte de las redes del narcotráfico. Los ninis reclutados por el narco fueron también dignos de mención, ante la cantidad de jóvenes y niños sicarios que al tener un futuro precario con pocas o nulas oportunidades de empleo y estudio, intentan salir de sus círculos de pobreza incorporándose a grupos delictivos que proporcionan dinero y poder a costa de arriesgar sus vidas. De esta forma, los twitteros exponen el impacto que ha tenido la lucha contra el narco en México, en mensajes en los que intentan, más que supuestamente hacerle daño al Papa, denunciar una situación real , violenta y letal:

  • que no se pare en un retén militar
  • que se vuelva nini y lo recluten los narcos
  • que lo levanten los narcos


Imagen difundida vía Twitter

Otros significativos tweets hacían referencia a la vida cotidiana en México y a los peligros implícitos que se viven en el país por el simple hecho de ser mexicano. La contundente realidad y el descontento social que provoca se ven reflejados en los tweets relativos a situaciones cotidianas que afectan día a día la vida de los mexicanos. La manera de conducción de los microbuseros, que son quienes transportan a muchos de los habitantes de las ciudades por ser uno de los medios de transporte más económicos, resultó ser una de las formas más peculiares de hacer vivir al pontífice una realidad que podría acabar con su vida. Los twitteros hicieron referencia a que mientras el Papa predica la paz y el amor por el mundo, viajando –según algunos de ellos- lleno de lujos, en México hay familias que viven con menos de setenta pesos diarios, a lo que se preguntaban: ¿podrá el Papa Benedicto vivir con el mismo sueldo que la mayoría de los mexicanos? Otro tweet hacia énfasis en que el Papa no sabe lo que es ser un empleado o trabajador mexicano, con largas jornadas, pocas prestaciones sociales y salarios bajos. La comida y su famosa “maldición de Moctezuma”, fue otra propuesta ante el hashtag:

  • lo subimos a un microbús
  • contratando un microbusero como chofer del papamóvil
  • que viva con el salario mínimo
  • pónganlo a trabajar un mes
  • comiendo pozole de la plaza


Imagen difundida vía Twitter

La inseguridad que se vive actualmente en distintos ámbitos en el país y que claramente afecta a la sociedad mexicana fue expuesta por los twitteros en frases que se refieren a los diversos sentidos que tiene la violencia hoy en día. También los asaltos, la inseguridad en las carreteras y la poca atención que se le ha prestado a lo sacerdotes pederastas formaron parte del desfile de tweets difundidos antes de la visita papal, haciendo fuertes críticas sociales:

  • lo soltamos a las tres de la mañana a caminar en una colonia chaca con todas sus joyas
  • invitándolo a un tour nocturno por las carreteras de México… sin PapaMóvil ¡claro!
  • disfrazando a un enano de niño, posdata, el enano tiene SIDA

Estimulados por este polémico “hashtag”, muchos twitteros plasmaron su descontento social en cada uno de sus mensajes, mientras hacían alusión a las distintas formas en las que viviría el Papa si fuera mexicano, aludiendo a la violencia en el país, al narcotráfico,  la delincuencia,  la doble moral,  la impunidad,  la situación de hambre entre los indígenas,  los curas pederastas,  la falta de carreteras adecuadas,  la carencia de oportunidades para los jóvenes que son reclutados por el narcotráfico e incluso a lo que tienen que sufrir los mexicanos día a día ganando el sueldo mínimo, viajando en transporte colectivo y desplazándose en carreteras mal construidas e inseguras. En suma, radiografiaron a México a través de 140 caracteres manifestando, no sólo su descontento con la figura del Papa, sino también algunas características de la realidad mexicana que pasan de lo molesto a lo chusco, con el particular humor que ha caracterizado a algunos twitteros en nuestro país.

¿Violencia contra el Papa?, ¿doble moral?,  ¿inconformidad en la red frente a la visita del pontífice? , ¿abuso en la red?, ¿ignorancia?, ¿simple diversión?, ¿humor negro?, ¿descontento social?, ¿libertad de expresión?, ¿agresividad en línea?... Sólo cada uno de los usuarios de Twitter que participaron en la difusión del “hashtag” referido, sabe cuál fue el móvil que lo llevó a escribir mensajes referentes a esta etiqueta. Lo innegable es que a través de estos escasos caracteres escritos en la red social, podemos tener una idea de la forma en que un sector de los mexicanos siente, observa y vive México, planteándonos una última duda: “Y si el Papa lo viviera igual, ¿sobreviviría? …


@DonPorfirioDiaz escribiendo sobre su humor negro

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar