MANIFIESTO DE ESTUDIANTES DE LA ENAH, ANTE LA INICIATIVA DE LA CREACIÓN DE LA SECRETARÍA DE CULTURA

.

 

MANIFIESTO DE ESTUDIANTES DE LA ESCUELA NACIONAL DE ANTROPOLOGÍA E HISTORIA DEL INAH, ANTE LA INICIATIVA DE LA CREACIÓN DE LA SECRETARÍA DE CULTURA.

Nosotrxs lxs estudiantes de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), rechazamos la creación de la Secretaría de Cultura a nivel federal por los siguientes motivos:

1. Quién sea que la haya planteado, ya que dudamos que haya sido el ciudadano Enrique Peña Nieto por sus magníficas actuaciones previas, desconoce por completo toda investigación, teoría o trabajo de algún científico social ya que:

-Contempla a la Cultura principalmente como bienes materiales, llámese arte, monumentos y patrimonio arqueológico; cuando la Cultura va mucho más allá, incluye prácticas, historias, ideas, sentimientos, lugares, comida, tradiciones, lenguas, leyendas, canciones… es la base de la sociabilidad humana, se crea y recrea de infinidad de maneras diferentes; no sólo en el arte y los restos antiguos; es dinámica y cambia constantemente, no es algo estático que se pueda tomar y poner en una caja. Al sólo considerar como Cultura lo material, todo lo demás queda sin protección y sin ningún tipo demarco jurídico que lo defienda, dejándolo expuesto a que sea ignorado, desvalorizado e incluso destruido.

2. Quién la redactó no tiene ni idea de la situación actual:

Menciona al Instituto Nacional Indigenista (INI), el cuaI desapareció en el año 2000. ¿O acaso es una advertencia de una nueva cruzada para “civilizar” e “integrar” -por no decir erradicar- a los pueblos indígenas’? (Capítulo VII BIS, página -Propone realizar un diagnóstico CIENTO VEINTE DÍAS DESPUÉS de haber empezado las funciones de la Secretaría para determinar las áreas que han de ser mejoradas, además de las acciones. a llevar a cabo con mayor urgencia. En otras palabras, ni siquiera se sabe que está mal, pero se planea hacer toda una nueva Secretaría para resolver quién sabe qué. (Quinto transitorio, página 38).

3.-Es clara su intención puramente económica (Página 4 y 5) porque:

. Presenta la Cultura más como un activo económico que como algo propio de la Humanidad, además de mostrar al Estado como aquél que debe asegurarnos nuestro acceso a ésta. No se puede comprar y vender Cultura, es algo que está ahí, que nos rodea, parte fundamental de nuestras vidas. El Estado no puede  proveernos de ésta como si se tratara de gasolina o raciones de comida

-Al considerar la Cultura como un activo económico, posibilita su comercialización e incluso su explotación. Da cabida a privatización de ésta, perdiendo todo el significado y trasfondo que, tiene, congelándola en el tiempo, aniquilando su capacidad de renovarse y volviéndola folklor o artesanía.

.La Secretaría de Cultura tendría la capacidad de ceder de manera gratuita el título a .cualquier. PARTICULAR de monumentos históricos o artísticos siempre y cuando tenga “motivos académicos o de investigación” (Capítulo Vll BIS, Artículo Décimo Sexto, página 31). Tendremos que confiar entonces en la conocida “incorruptibilidad” de las instituciones mexicanas para que dichos monumentos no caigan en manos de particulares que tengan “otros fines” para estos.

-Es más, incluso se hace mención del porcentaje del Producto Interno Bruto que’ representa el área cultural, 380 millones de pesos o bien, 2.7% del PIB para ser exactos (página 2).

-Al igual que la reforma energética, de educación y la laboral, su principal objetivo es• evitar gastos y generar más y más dinero, dejando en segundo plano, en el mejor de los casos, las necesidades REALES de estos sectores. ¿Acaso no les basta a los funcionarios de gobierno con sus asquerosamente .altos ingresos sin contar la infinidad de prestaciones que tienen? Si quieren más fondos, que miren primero en sus cuentas bancarias.

4. Pone en riesgo e! futuro de cientos de miles de personas porque:

- Contempla la transformación del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (CONACULTA) junto con todas sus dependencias como el Instituto Nacional de Bellas Artes y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en esta nueva secretaria, absorbiendo todas las funciones de los organismos antes mencionados “respetado su personalidad Jurídica” (Capítulo VII BIS, Artículo Décimo Noveno, página 34) lo cual se contradice con los artículos transitorios (Quinto transitorio, página 38) a! afirmar que uno de los propósitos de !a evaluación de Ia que previamente se hace mención es evitar la duplicidad de funciones. Si la Secretaría hará todo lo que le corresponde al INBA y al INAH,¿Entonces para qué mantener ambas?, ¿Acaso el INBA se convertirá en el encargado de hacer los jingles publicitarios de las campañas electorales y entrenar en actuación a los políticos mientras que el INAH se encargara de formar guías turísticos y de redactar discursos nacionalistas?

. Aunque al respecto sólo se menciona a los trabajadores de CONACULTA (Tercer transitorio página 38); se supone que se respetarán los derechos laborales de los y las trabajadoras de estos organismos, sin embargo, si estos desaparecen al no tener motivo por el cual existir, ¿esto no pondría en riesgo sus contratos al desaparecer la instancia para la cual se supone que trabajan?, ¿Cómo es que se renegociarán éstos en todo caso?, además, tomando en cuenta que debido a la reforma laboral los contratos colectivos prácticamente son inviables al día de hoy, ¿Esto no significaría una desarticulación o completa disolución de los sindicatos que existen en estos organismos?

- El presupuesto que recibirá la Secretaría de Cultura seria el mismo contemplado para todas las instancias que absorbería (Décimo transitorio, página 39). A menos que sea posible crear toda una nueva secretaría, con su papelería, su equipo y porque no, un nuevo edificio como el que se está construyendo para el instituto Nacional Electoral (INE) sin aumentar el ya de por si recortado presupuesto…los recursos restantes posiblemente sean insuficientes para mantener operando todo lo que ya está .establecido, y sin dinero para pagar salarios, el siguiente paso obvio es el recorte de persona].

-No sólo se pone en riesgo a trabajadores y trabajadoras, también a muchos estudiantes, ya que se busca la separación de funciones entre la Secretaría de Educación Pública (SEP) y la Secretaría de Cultura (Páginas 6 y 7), argumentando que no deberían mezclarse las funciones de una y de otra, pero si por un lado la existencia y función del INBA y el INAH quedan en entredicho y la Secretaría es separada de la SEP, ¿Quién amparará institucionalmente a todas las escuelas del INBA (EIA’s, CEDART’s, la Esmeralda, las escuelas de danza, teatro música, entre otras) y a las del INAH (ENAH, ENCRyM y ENAHNM?. ¿Que les sucederá a futuro?, ¿Seremos, si bien nos va, de las últimas generaciones en titularse de estas escuelas?

-En todo caso sólo contemplan los planes de estudio de las escuelas del INBA, (Capítulo VII BIS, Articulo Vigésimo página 36) que serán creados en .conjunto por la Secretaría y la SEP mas nunca se habla de las escuelas del IiNAH.¿Pór qué se olvidaron de estas escuelas?  ¿Será resultado una vez más del desconocimiento de la situación actual de quien la redactó?, ¿O es que simplemente no están contempladas? Qué bueno que “casualmente” recién se aprobó la creación de la carrera de antropología en Ia UNAM.

5. Deslindar a la SEP de las actividades culturales implica el aumento de la burocracia y trámites necesarios para que ambas Secretarías hagan trabajo en conjunto, por Io cual, esto sería el tiro de gracia al ya de por sí deficiente sistema educativo mexicano.

Por estos motivos, entre los que puedan agregarse posteriormente, lxs alumnxs de la ENAH rechazarnos la creación de esta Secretaría. Sabemos que CONACULTA y todas sus dependencias tienen muchas carencias y vicios producto del mismo sistema político en que están inmersas, sin embargo, la creación de una nueva Secretaría, con toda lo que esto implica a nivel burocrático, económico e institucional, no es la solución: Se debería empezar revisando cuidadosamente el embrollo que ya existe antes de querer crear otro, sino esto se parecerá cada vez más a la pesimamente planeada Ciudad de México en la que se construye al por mayor sin resolver nada a la larga. Así, exigimos que esta propuesta sea desechada o al menos reformulada desde el principio, para que así se ajuste a las necesidades reales de nuestro  país y nuestra sociedad en vez de responder a los intereses de unos- cuantos. Estamos cansados de que se vele primero por los intereses de políticos y grandes capitales que por el de la gente; estamos hartos de que se legisle y se gobierne solo para ciertas personas en vez de para: todxs los mexicanos; ¡Estamos HASTA LA MADRE de estas propuestas sin ningún tipo de justificación más allá que el capital.

¡Por que la cultura no se vende! ¡Se comparte y se defiende.

¡La Secretaría de Cultura no es la solución! ¡Es la sepultura de toda la Nación.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar