PRONUNCIAMIENTO DE LA RED DE ANTROPOLOGÍAS POPULARES DEL SUR (RAPS)

.

1 de Junio de 2015.

Territorio popular y comunitario.

 

Red de Antropologías Populares del Sur (RAPS)

 

“...es una tarea que a menudo se torna, como la piedra de Sísifo,
interminable o, al menos recurrente.”

Carlos Montemayor.

 

Sobre Héctor Jaimes Abarca, Gilberto Abundís Sánchez
y Jorge
Jaimes Abarca

¿Quiénes son ellos y porqué elegimos hablar 
de ellos desde nuestro lugar?

Héctor Jaimes Abarca es un hombre de 30 años, antropólogo social de la Unidad Académica de Antropología Social de la Universidad Autónoma de Guerrero en la ciudad Tixtla, colaborador del Centro Regional de Derechos Humanos José María Morelos y Pavón en la ciudad Chilapa y de la Red de Antropologías Populares del Sur en México.
El miércoles 18 de marzo de 2015 en la ciudad de Chilpancingo se despidió de su novia alrededor de las 5 PM diciéndole que pasaría a la zona de Galerías y que de ahí se trasladaría de regreso a Chilapa. Algunas personas lo vieron llegar a dicha ciudad en la terminal de las combis de la ruta en el Boulevard Eucaria Apreza cerca de las 7:30 PM. En el trayecto de las combis a su casa, no mayor a 500 metros, desapareció.

De 2008 a 2011 participo en la lucha  de los cinco pueblos de Tecoanapa Mecatepec, Barrio Nuevo, El Guayabo, Tepintepec, El Carrizo y San Francisco por el ejercicio del derecho humano al  agua. Una semana antes de desaparecer comentó a sus familiares  que sentía estar  siendo seguido y pensaba que se debía a su trabajo en la  realización de un video sobre la elaboración del pan en Chilapa en la medida en que  en algunas comunidades  hombres  le pidieron categóricamente  no tomar película en esos lugares.

Héctor participaba junto a su amigo  Gilberto Abundís Sánchez  en la realización de dicho video sobre la elaboración del pan en Chilapa. Gilberto tenía 30 años y estudió Artes Visuales en la Facultad Popular de Bellas Artes de la Universidad Michoacana de San Nicolás Hidalgo. El 18 de Marzo  regresó de Morelia a Chilapa visitar a su familia. Gilberto es desaparecido el lunes 30 de marzo a las afueras de su casa en Chilapa mientras regaba su jardín. El 21 de Mayo su cuerpo mutilado es encontrado en el panteón de Nejapa.

El hermano de Héctor se llama Jorge y  es un joven de 18 años trabajador de la tortillería 3 Hermanos en Chilapa. El sábado 9 de mayo de 2015 fue enviado a entregar un pedido de tortillas al Salón California cerca de  las 6:30 PM hora en la cual fue desaparecido supuestamente por unos hombres en motonetas cerca de la glorieta del Boulevard Eucaria Apreza.

Tres personas que comparten el terrible dolor de ser desaparecidos en la ciudad de  Chilapa de Álvarez, Guerrero. Ellos somos también  nosotros antropólogos, guerrerenses, estudiantes, jóvenes, Otros  y  desde nuestro lugar elegimos hablar de ellos pues defendemos el derecho a la  vida, a la memoria y a la verdad. Olvidarlos y mentir en torno a ellos sería un epistemicidio inaceptable en nuestro horizonte. Desde nuestro sentipensar y nuestro corazonar se vuelve imperioso no asumir sus ausencias y trabajar por su presencia inmediata  con vida.

Chilapa de Álvarez  09-14 de Mayo: la disputa entre
Los Ardillos y Los Rojos por el territorio disfrazada
como un despliegue de derechos colectivos a la
seguridad y justicia propios.

Horas antes de la desaparición de Jorge el día Sábado  09 de Mayo  habían ingresado  a la ciudad de  Chilapa entre  300 y 500 civiles armados con rifles de asalto y escopetas  autoidentificándose como  “policías comunitarios”  cuya presencia tenía que ver con la supuesta  busqueda de Zenén Nava Sánchez ,denominado  “El Chaparro”,  líder de la organización criminal conocida como  “Los Rojos” desde  un ejercicio de “seguridad y justicia comunitarias”. La mayoría de estas personas provenían de las comunidades del Jaguey, Ayahualulco, Tetexoxola, Tlalixtepec, Tlanixtlahuacán, Zacazonapa, Xilocotitlán, Buena Vista del Río, Coctenango, Vista Hermosa, Xiluxichicán y San Pedro enclaves de otra organización criminal conocida como “Los Ardillos” genealógica y esencialmente articulada al miembro del PRD Bernardo Ortega Jiménez presidente de la Comisión de Gobierno del Congreso de Guerrero.

Fue muy claro que la entrada de estas personas a la cabecera municipal contaba con la licencia del Estado pues no solo su entrada a Chilapa  fue  permitida por la mirada de la  Gendarmería Nacional, la Policía Federal y el Ejército, sino que también se les permitió tomar la comandancia de la Policía Municipal, desarmar a los policías municipales, tomar 19 vehículos de dicha corporación, controlar las calles, instalar retenes, maniatar y retener transportistas, catear negocios, casas y además  retener personas acusadas de ser informantes de “Los Rojos”, sin lugar a dudas todas estas prácticas se daban por omisión o por aquiescencia del Estado.

También quedaba bastante claro que dichos civiles armados no tenían absolutamente nada que ver con los sistemas de seguridad, justicia y reeducación   anidados en diversas experiencias autonómicas novedosas, como la CRAC-PC,  sino que tenían más que ver con una estrategia de ocultarse en los discursos del ejercicio a los derechos colectivos, desdoblarse  en formas aparentes  y confundirse  intencionalmente con otros procesos de diferente índole, es decir, una  estrategia paramilitar  desplegada por  el Estado encubierto en el  grupo delictivo denominado “Los Ardillos” cuyo leitmotiv es el control y refuncionalización tanto del  territorio como del trabajo vivo bajo la lógica de una economía criminal cuyo soporte material fundamental es  amapola y cuya variable de ajuste es la violencia y el terror.

Los falsos comunitarios permanecieron en Chilapa durante 6 días durante los cuales detuvieron a diversas personas por ser sospechosas de participar con Los Rojos. En Chilapa  en el periodo de Julio de 2014 a Mayo de 2015 se han documentado 101 desapariciones, es importante señalar que  del Sábado 9 al Jueves 14 de Mayo durante la irrupción de los falsos comunitarios o sea de ”Los  Ardillos”, se presentan 16 denuncias, pero, se habla de 30 casos extraoficialmente. Los comisarios de las comunidades que participaron en esta acción declararon ante la Fiscalía General del Estado donde afirmaron que las personas retenidas fueron entregadas a la Policía Federal división Gendarmería y a la Policía Estatal.

Los casos de Héctor, Gilberto y Jorge  se hicieron públicos tras dicha irrupción el día 15 de Mayo y trágicamente son el corolario de que el Estado a partir de sus comisiones, omisiones y licencias se convierte en el  principal artífice de la política del terror, de las desapariciones forzadas sistematizadas, de la refuncionalización territorial bajo lógica de economía criminal, de las confusiones y de las incertidumbres. Denunciar su desaparición forzada y exigir su presentación inmediata con vida son dos ejes que apuntan necesariamente a la responsabilidad de Estado aunque este se quiera ocultar tras la cortina de humo de los conflictos entre particulares.

 

El lamentable hallazgo del panteón de Nejapa.

El jueves 21 de mayo son encontrados en el panteón de Nejapa, a 15 minutos de Chilapa,  3 cuerpos desollados y mutilados.

Muy a nuestro pesar debemos decir que el cuerpo del compañero Gilberto Abundís Sánchez, estudiante de Artes Visuales en la UMSNH, se encontraba entre los cuerpos hallados ese día en el panteón de Nejapa. No fue identificado mediante  las pruebas de ADN de la PGR como ha sostenido el Estado, lamentablemente su hermana Lizeth al ver fotos de los cuerpos en un diario del Sábado 23 de Mayo reconoció un tatuaje en la espalda de uno de ellos como propio de su hermano, sin embargo, el gobierno del Estado de Guerrero se negaba a entregar el cuerpo argumentando tener que esperar hasta mes y medio los resultados de las pruebas de ADN y otros trámites. El domingo 24 de mayo Lizeth Abundís reclama  públicamente al gobernador de Guerrero Rogelio  Ortega y al alcalde de Chilapa  Francisco Javier García González la desaparición-ejecución de su hermano  Gilberto.

El día  27 de Mayo Gilberto es homenajeado en la UMSNH y enterrado el 28 de Mayo en Chilapa. Por él ni un minuto de silencio, toda una vida de lucha.

 

¿Qué es una desaparición forzada?

De acuerdo al Preámbulo de la Declaración de Protección de Todas las Personas Contra las Desapariciones Forzadas de 1992 por desaparición forzada se entiende: “Qué se arreste, detenga o traslade contra su voluntad a las personas, o que éstas resulten privadas de su libertad de alguna otra forma por agentes gubernamentales de cualquier sector o nivel, por grupos organizados o por particulares que actúen en nombre del gobierno o con su apoyo directo o indirecto, su autorización o su asentimineto, y que luego se niegan a revelar la suerte o paradero de estas personas o a reconocer que están privadas de la libertad, sustrayéndolos así de la protección de la ley”.

Ya en “Manual ¿Qué hacer en caso de desaparición forzada?” del Comité Cerezo México se   hace resonancia a “Usar el derecho contra las desapariciones forzadas. Guía práctica para familiares de personas desaparecidas y ONG’s” de Aim for Human Rights se propone una clave interpretativa triádica que permite entender bien los componentes fundamentales de una desaparición forzada:

tiene que ver con las múltiples formas posibles que puede adquirir la privación de la libertad,

solo puede ser operada por personas con responsabilidad de Estado (generalmente soldados o policías)  ya sea por comisión, omisión o aquiescencia y

pasa por la negación y ocultamiento de toda información por parte del Estado buscando invisibilizar, invalidar y no esclarecer las desapariciones forzadas, como bien lo decía Héctor Cerezo “se desaparecen a los desaparecidos”.

 

Las desapariciones forzadas son crímenes de lesa humanidad que se complejiza al  exhibir cuatro características clave:

es múltiple pues viola todos los derechos humanos fundamentales,

es continuo pues tiene lugar en todos los momento durante los cuales la víctima está desaparecida,

es imprescriptible en la medida en que el plazo de si prescripción comienza hasta que la víctima es encontrada ya sea con vida o sin ella y

es pluriofensivo pues viola tanto los derechos humanos de la persona desaparecido como de sus familiares, amigos y personas solidarias que los rodean y buscan.

Es importante señalar que en el Artículo 24 de la Convención Internacional para la protección de todas las personas contra las desapariciones forzadas dice:

“...se entenderá por víctima la persona desaparecida y toda persona física que haya sufrido un perjuicio directo como consecuencia de una desaparición forzada”

Desde esa óptica y de acuerdo también con la jurisprudencia internacional aquéllos que han experimentado la angustia,         la incertidumbre, el sufrimiento, el miedo y el estrés por la desaparición forzada son también víctimas de la misma.

Constituye un acto de graves violaciones al derecho a la integridad personal, al derecho a no ser arbitrariamente privado de la libertad, el derecho a ser protegido por la ley, el derecho a ser reconocido como persona jurídica, el derecho a no ser sometido a tortura o tratamiento cruel, inhumano o degradante, el derecho a no ser desaparecido, el derecho a la verdad y el derecho a la vida.

La posición de los que desde arriba y a la derecha  desaparecieron a los nuestros cristaliza en lo dicho en 1979 por el terrible dictador argentino Videla cuando decía: “Ni muerto, ni vivo, está desaparecido” ante esta posición epistemicida desde   aquí abajo y a la izquierda les respondo   haciendo resonancia de  la consigna del Comité Eureka a nuestro compañero  “¡Vivo se lo llevaron, vivo lo queremos!”.

Debemos decir que la desaparición forzada no está tipificada en la legislación nacional y se ha vuelto una lucha urgente e imperiosa generar su diseño desde un enfoque de víctimas junto con su  reconocimiento formal dentro de la Constitución y que dicha figura se encuentre armonizada con las legislaciones estatales, es decir, luchar por una Ley General de Desaparición Forzada en cuya arquitectura participen en primer lugar las víctimas de este delito de lesa humanidad y que atienda las recomendaciones que desde 2011 realiza el Grupo de Trabajo sobre Desaparición Forzada de Personas y ahora el Comité Contra la Desaparición Forzada de la Organización de Naciones Unidas.
Dicha ley cristalizaría en lo concreto en unificar el tipo penal de desaparición forzada en todo el país, en un protocolo de búsqueda eficaz e inmediata de las víctimas de desaparición forzada, en  la creación de una institución autónoma e independiente que garantice que las dependencias activen los mecanismos de búsqueda, en  un registro nacional de víctimas de desaparición forzada, así como con un banco de datos con información genética.

Otra lucha fundamental que se tiene que librar es el cumplimiento de la resolución del Poder Judicial de la Federación emitida el 19 de junio de 2014  con respecto al caso de  los compañeros del EPR desaparecidos en 2007 Gabriel Alberto Cruz Sánchez y Edmundo Reyes Amaya la cual ordena su búsqueda en las principales instalaciones militares y de ser ejecutada sentaría un precedente inédito para muchos otros casos más.

 

Dos cabezas de la  hidra.

La desaparición forzada ha sido ejecutada como política de terror del Estado mexicano y ha sido una práctica continua en el estado de Guerrero desde hace más de 40 años. Desde los casos de Jacob Nájera Hernández y Rosendo Radilla Pacheco en los setentas, Gregorio Alfonso Alvarado López en los noventas, de Eva Alarcón y Marcial Bautista y de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa durante las dos primeras décadas de nuestro milenio son pruebas dolorosas de dicho carácter de continuidad, el cual dada su longitud solo puede ser sostenido, sistematizado y ejecutado por el Estado mexicano, sus instituciones y sus personificaciones. Se ha convertido en un mecanismo operado desde el Estado que busca construir el terror, la incertidumbre, la desmovilización, la parálisis y así poder poner en movimiento prácticas del despojo, la recolonización y la muerte.

Por el otro lado, la amapola, de la cual se raspa la goma de opio fundamento base en la producción de  heroína ha sido un oro rojo que genera la  disputa  en este caso entre Los  Ardillos y Los Rojos tanto por el  territorio como por su  trabajo vivo, o sea, buscan refuncionalizar la naturaleza y la vida humana bajo la lógica de una economía criminal conducida y soportada desde un terrorismo de Estado. El negocio de la heroína que se inyectaran desde Los Ángeles, California hasta Seattle, Washington escurre como lo hacen las amapolas. Guerrero se ha convertido en el primer productor a nivel mundial de amapola incluso ante Afganistán. La lógica de la muerte del capitalismo encuentra en nuestra suriana entidad un territorio estratégico en el  cual puede  anclarse, anidarse y mantenerse en detrimento de nuestras propias vidas. Esas dos cabezas de la hidra se han combinado para aliementarse fieramente  de las presencias de nuestros compañeros. Sabemos que cortarlas sería infructuoso, pero, al menos hemos aprendido a mirarlas, a reconocerlas y esperamos nuestro tiempo y espacio para cortarlas sin que la realidad a su alrededor les permite regenerarse y reproducirse.

 

Acciones realizadas.

El 25 de Mayo el Secretario técnico de la Red Guerrerense de Organismos Civiles de Derechos Humanos e integrante del Centro de Derechos Humanos, José María Morelos y Pavón, Manuel Olivares Hernández, da la primera información  detallada de la situación.

El 26 de Mayo estudiantes de la UAAS bloquean intermintentemente  desde las 8 AM hasta las 2 PM la carretera Chilpancingo-Chilapa a la altura de dicha  Unidad Académica. Exigen la presentación inmediata con vida del compañero Héctor Jaimes. Exigen al rector de la UAGro Javier Saldaña y a las autoridades universitarias fijar  una postura al respecto (cabe mencionar que de abril a mayo de 2015 se han registrado 20 secuestros de maestros y alumnos de la UAG). El 28 de Mayo Saldaña responderá diciendo que Héctor  Jaimes no está registrado en la base de datos de la UAG y pidió al director de la UAAS “datos preciso sobre el compañero” y “explicar cómo están las cosas”.

El 27 de Mayo la Red de Antropologías Populares del Sur  emite un pronunciamiento exigiendo la presentación inmediata con vida de los 3 compañeros.

El 27 de Mayo la comunidad de la  Facultad Popular de Bellas Artes de la UMSNH emite un pronunciamiento por Gilberto y le dedica el Cuarto Simposio Nacional Universitario.

El  4 de Junio se llevó a cabo una jornada de saloneo, volanteo, boteo y difusión del caso en la UAM-I y el día 5 de Junio en la ENAH.

El 6 de Junio se difundió el caso en el Diplomado Derechos de los Pueblos Indígenas en México del INAH.

 

Exigencias.

Presentación inmediata con vida de los hermanos Héctor y Jorge Jaimes Abarca y de todos los detenidos-desaparecidos del país.
Justicia para Gilberto Abundís Sánchez y castigo a los responsables intelectuales y materiales de su ejecución extrajudicial.

No a la paramilitarización del Estado de Guerrero bajo el maquillaje del ejercicio de derechos colectivos.

No al ocultamiento del crimen organizado bajo formas de seguridad y justicia autónomas.

No a la funcionalización de nuestros territorios y nuestras vidas desde una lógica de economía criminal.

Posicionamiento junto con las víctimas desde las diferentes antropologías en y  del mundo.

Reconocimiento de Héctor Jaimes Abarca como miembro de la UAGro y  como nuestro colega antropólogo social.

Memoria, Verdad, Justicia, Reparación integral del daño, garantías de no repetición y medidas de satisfacción para todas las víctimas.

 

Enlaces:

“Irrumpen en Chilapa 300 civiles armados y desarman a la policía”

http://suracapulco.mx/archivos/272455

“Dos hermanos, un antropólogo y un empleado, en la lista de desaparecidos de Chilapa” (Manuel Olivares)

http://suracapulco.mx/archivos/276499

 

“Pronunciamiento por la presentación con vida de Gilberto Abundís, Héctor y Jorge Jaimes Abarca” (RAPS)

http://raps.sigami.net/pronunciamiento-por-la-presentacion-con-vida-de-gilberto-abundis-hector-y-jorge-jaimes-abarca/

 

“Analiza la PGR el ADN de los cuerpos hallados en Nejapa, Chilapa, informan”

http://suracapulco.mx/archivos/276548

 

“Denunciamos el asesinato de Gilberto Abundís Sánchez” (FPBA-UMSNH)

http://www.elarteresiste.net/2015/05/27/denunciamos-el-asesino-de-gilberto-abundiz-sanchez/

 

“Bloquean estudiantes de Antropología de la UAG en Tixtla la carretera Chilpancingo-Chilapa en apoyo a Ayotzinapa” (UAAS-UAGro)

http://suracapulco.mx/archivos/276903

 

“De abril a mayo 20 maestros y alumnos de la UAG han sido secuestrados, informa el rector”

http://suracapulco.mx/archivos/277345

 

“Manual ¿Qué hacer en caso de desaparición forzada? segunda edición 2013”

http://comitecerezo.org/spip.php?article1565&lang=es

RAPS, 1 de Junio de 2015.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar