Un nuevo amanecer en el Medio Oriente: Movimiento por la Libertad del Kurdistán

.

[1]

Queridos compañeros y amigos: En primer lugar, permítanme expresar que me siento muy honrada y emocionada por  estar en este Seminario organizado por el EZLN: “El pensamiento crítico frente a la hidra capitalista”. Por primera vez, las luchas del pueblo kurdo y la de los zapatistas se han reunido físicamente en un espacio. Traigo muchos saludos de sus homólogos kurdos. El camarada Abdullah Öcalan, fundador del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), quien fue secuestrado en Kenia como resultado de una operación de la OTAN, mantenido en una prisión en una isla en Turquía y custodiado por mil soldados, envía sus saludos y su solidaridad revolucionaria. Él valora enormemente este tipo de debates y desea mucho éxito a esta conferencia.


Fuente: www.cgtchiapas.org

También traigo saludos y solidaridad para los compañeros del EZLN, de parte de las mujeres y los hombres que resisten a las fuerzas fascistas y al capitalismo en general, sin importar donde están en Irán, Siria, Irak y Turquía. Traigo el saludo y la solidaridad del pueblo kurdo a los pueblos de Chiapas; del pueblo de las montañas a los pueblos de la selva. Como no pueden venir, yo he venido en su representación.

Mis compañeros en las montañas y el pueblo kurdo, en general, también quisieran conmemorar a los caídos en la búsqueda de la verdad y la vida libre en México. De hecho, un día antes de mi partida me dieron esta bandera, la bandera del Movimiento Estudiantil Kurdo para entregarla a los zapatistas del EZLN. Dijeron que van a sentirse muy honrados si la bandera es colocada en la tumba del camarada Galeano porque él ya no sólo es maestro zapatista, también lo consideran su maestro. Nuestras luchas se cruzan, así como nuestro deseo de libertad.

Camaradas, amigos: Somos mundos geográficamente separados pero nuestra lucha por una vida libre es una y la misma. He venido a aprender acerca de su lucha y también para hablar de la lucha de mi pueblo. Hoy vengo a trasmitirles las palabras y la voluntad de lucha del pueblo kurdo: la gente de la montaña y el fuego.

El pueblo kurdo vive en un área que se extiende a través de los actuales territorios de Irán, Irak, Siria y Turquía. Así, la cuestión kurda influye necesariamente en la mayor parte de la región. Una solución en una parte del Kurdistán también afecta a otras partes del propio Kurdistán y países vecinos. Y la inversa: el enfoque destructivo de los actores en un país puede tener efectos negativos para la solución de la cuestión kurda en otros países. Como mencione: los kurdos a menudo son llamados la gente de la montaña o los hijos de fuego. El pueblo kurdo ha estado luchando desde tiempos inmemoriales contra la colonización y la conquista por potencias extranjeras. Ya se trate de los imperialistas y capitalistas actuales, o de los imperios del pasado, el paisaje agreste kurdo está prácticamente hecho para la resistencia. Por tanto, la resistencia se ha convertido en parte esencial de nuestra vida y cultura.

La capacidad de imaginar, entre otras cosas, distingue a los seres humanos. Imaginar una forma alternativa de vida y de vivir es exactamente lo que Abdullah Öcalan y otros miembros fundadores del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) comenzaron a hacer a finales de 1960 y principios de 1970. ¿Quién podría escapar del poder revolucionario y los efectos del movimiento estudiantil de 1968 que tiene lugar en varias partes del mundo? Öcalan y sus amigos fueron el subproducto de esta ola libertaria. Se imaginaban que podía haber una vida en la que no habría espacio para la opresión, la explotación de las mujeres, la colonización y el chovinismo nacional. Se imaginaban que el pueblo kurdo había existido por mucho tiempo y tenía el derecho de continuar su existencia. Esto puede sonar hoy una cosa fácil de imaginar. Pero en aquel entonces las políticas genocidas, tanto culturales como físicas,  y el grado de asimilación a las estructuras políticas internas establecidas por los colonizadores, hacían realmente difícil imaginar cualquier cosa.

Pero se atrevieron, y pagaron el precio, porque, ¿qué es la vida sin libertad?

No mucha gente ha oído hablar del paradigma alternativo que el pueblo kurdo está discutiendo y tratando de poner en práctica. Pero hoy en día, de repente, este paradigma esta simbolizado por una ciudad de la que nadie había oído hablar: Kobani. Estamos siendo testigos de una revolución, justo cuando muchos han sido convencidos de que las revoluciones no son posibles, incluso, tal vez posibles en otros lugares, pero no en el Medio Oriente, y ciertamente, ¡no en el Kurdistán!

Los fundadores del PKK provienen de diversos ámbitos de la vida; de diferentes creencias, etnias y con la presencia activa de mujeres desde entonces en el grupo inicial. Esta combinación de juventud rural y urbana, que en la mayor parte provenía del estudiantado, dio un tremendo dinamismo a este joven movimiento. Tal combinación no permitía el dogmatismo. De este modo, el feudalismo, el chovinismo, el nacionalismo, la dominación masculina fueron rechazados desde el principio y dieron al movimiento una buena base sobre la cual desarrollarse.


Fuente: www.davidmeseguer.com

Sería injusto afirmar que la comprensión y el análisis sobre la cuestión de la mujer era tan profunda en aquel entonces. Nosotros estaríamos dando un atributo mágico a lo que ocurrió hace más de 40 años si pensáramos eso. Por el contrario: aunque hubo un comienzo sólido, la opinión sobre la esclavitud de las mujeres y sobre su  libertad se profundizó como resultado de la participación de las mujeres en un mayor número y debido a la aproximación dialéctica de Abdullah Öcalan como el estratega principal del movimiento.

Otro factor importante es la complejidad de la propia cuestión kurda. No hubo respuesta fácil o solución a la cuestión kurda y el statu quo del entorno internacional hacía difícil dar un paso hacía esa solución fácil. El acuerdo de Yalta entre la Unión Soviética y los aliados occidentales exacerbó la terrible situación en que vivían los kurdos así como su negación y las políticas de eliminación de todos los estados. Por lo tanto no había lugar para el engaño; todas las formas de ideologías dominantes se cerraron antes de que el PKK se fundara. Esto, creo yo, condujo a la verdadera búsqueda de la libertad y permitió darse cuenta del disfraz de diferentes movimientos e ideologías.

Vamos a echar un breve vistazo a la situación:

Kurdistán fue dividido como resultado de los acuerdos internacionales y su negación se aseguró internacionalmente.

Desde que el pueblo kurdo se divide entre cuatro estados, dos de ellos, Irán y Turquía, con una tradición de hegemonía en la región y  en el mundo, ha sido difícil avanzar en cualquier parte sin que los cuatro estados se unan en nuestra contra.

Estructuras feudales dentro de la propia sociedad kurda habían convertido a sectores kurdos en colaboracionistas del Estado. Este factor interno sirvió como un instrumento para el control de la sociedad.

Por lo tanto, cualquier movimiento que trataba de luchar por los derechos kurdos estaba demonizado o bajo control desde el inicio para que no se apartara de los papeles tradicionales.

La razón de las diversas transformaciones que tanto el compañero Öcalan y el PKK atravesaron pueden resumirse brevemente como sigue:

Todos los puntos mencionados crearon enormes dificultades organizativas para el PKK; sobre todo porque el pueblo kurdo ya habían llegado a un punto de auto-asimilación en los diferentes estados. Por lo tanto, a partir de ahí, Öcalan llegó a conclusiones sobre cómo el sistema establece su hegemonía cultural.

Debido a que el Kurdistán seguía siendo una colonia internacional, los debates sobre lo que la independencia y la dependencia significaban realmente estaban en la mesa desde el principio. Todas las potencias regionales y mundiales querían controlar cualquier movimiento kurdo y usarlo contra los otros para promover sus propias políticas. Por lo tanto, se analizaron desde el principio las políticas de la Unión Soviética y otros países del socialismo real, así como de los diferentes poderes regionales y mundiales.

Durante los 40 años de lucha, Öcalan y el PKK no sólo eran capaces de evaluar las prácticas del socialismo real, el feminismo, la liberación nacional y las políticas de otros movimientos alternativos, también evaluaron su propia praxis y trataron de entender lo que estaba mal. Se preguntaban: ¿Por qué todo el mundo reproduce el sistema?

En 1980, se produjo un golpe militar en Turquía. El movimiento de la libertad era todavía muy joven y aún no organizado, no olvidemos que el PKK fue fundado hasta  1978. Fue uno de los golpes militares más represivos que se tenga memoria. Muchos militantes fueron asesinados. Miles de personas fueron detenidas, arrojadas a las cárceles y sometidas a torturas horrendas. Muchos más fueron concentrados en las escuelas y estadios deportivos para ser torturados. Pronto, la obediencia renovada de la sociedad fue re-instalada.

La resistencia y la lucha de los miembros del PKK en la famosa prisión de Diyarbakir, y sobre todo, la resistencia de las mujeres y, en especial, de quien fue fundadora del PKK, Sakine Cansiz, pronto se convirtió en un relato casi mitológico. Las aspiraciones de libertad de los kurdos, en especial, las de las mujeres kurdas, pero más específicamente la lucha incesante de Sakine Cansiz y su resistencia frente a la tortura horrible a que fue sometida, allanaron el camino para que la mujer desempeñara un papel muy importante en los días por venir. La camarada Sakine fue asesinada en París en 2013 y sigue siendo una de las mártires legendarias del pueblo kurdo.


Fuente: newrozeuskalkurduelkartea.files.wordpress.com

A finales de 1980 y principios de 1990, Öcalan criticó las prácticas del socialismo real y trató de llevar a cabo un conjunto de reformas dentro del PKK para superar esas influencias y con el fin de romper con los enfoques centralistas en el poder y la creciente burocracia dentro del propio PKK. Desde 1993, en que trató de encontrar una solución política a la cuestión kurda con Turquía, Europa ignoró por completo esos esfuerzos. Öcalan llegó a Europa en 1998 y este intento de solución política terminó en la tragedia de su secuestro en Kenia por una operación de la OTAN.

Todo esto hizo llegar a Öcalan a la conclusión de que algo estaba profundamente equivocado. No vio el problema en la sinceridad de los revolucionarios, pero buscó las cuestiones erradas en sus análisis, estrategias y tácticas, incluidos los suyos. Así que el PKK se adentró de nuevo en la historia y la metodología y llegó a estas conclusiones:

Problema metodológico: Öcalan se dio cuenta de que las armas ideológicas del sistema juegan un papel más destructivo que las armas físicas. Dado que la comprensión actual de la ciencia se basa en registros escritos solamente, descubrió que la historia de las mujeres y los pueblos, o no está bien documentada, o se encuentra enterrada bajo los escombros. Así, el sistema estableció su monopolio mediante el control de qué y cómo conocemos la historia, así como el hecho de que a partir de estos mecanismos no existen las contribuciones de los pueblos y las mujeres, hasta donde la ciencia histórica lo registra. El problema metodológico específico aquí es principalmente el método empírico y cuantitativo.

Mitología, religión, filosofía y ciencias positivas están estrechamente entrelazadas con la historia del capital y la acumulación de poder. Por lo tanto, se asocian para proteger los intereses de un grupo.

La teoría positivista y funcionalista de la sociedad, especialmente el enfoque de desarrollo lineal de la sociedad primitiva a la esclavista, y del feudalismo al capitalismo, fue duramente criticada. En relación con ésta, Öcalan se separó de la idea de equiparar a la sociedad con una clase en particular y, por lo tanto, de equiparar a la sociedad con la de los gobernantes.

En el análisis de las prácticas de los movimientos alternativos llegó a la conclusión de que una vida libre no puede establecerse mediante el uso de las herramientas que se utilizan para esclavizar a la sociedad, las mujeres, la naturaleza y todo lo demás. Por lo tanto, se deben sustituir las estructuras de poder y las estatales.

El capitalismo no es único en este sentido, sino en realidad una continuación de los 5 mil años de antigüedad de la sociedad patriarcal, que estuvo presente durante toda la historia, pero que sólo tuvo la oportunidad de convertirse en el sistema dominante en los últimos 400 años. Por lo tanto, Abdullah Öcalan llegó a la conclusión de que la anomalía fue el propio capitalismo.

Al principio, la lucha de las mujeres dentro del PKK no trasciende las fronteras de la vieja izquierda, pero tampoco pudo ser contenida por ella. El papel de Öcalan aquí es importante, como estratega y líder político del movimiento kurdo. No ignoró la esclavitud de las mujeres ni su deseo y lucha por la libertad. Él, a pesar de las reacciones negativas de algunos miembros masculinos de la organización, abrió política, social, cultural e ideológicamente el espacio de organización de las mujeres y apoyó firmemente esta política.

Las mujeres que se unieron a las fuerzas de la guerrilla, desde el principio se enfrentaron al sexismo de las estructuras feudales-tribales, así como a la furia que sentían ante la creciente opresión colonialista y explotadora del Estado turco contra los kurdos. La gente de todos los ámbitos de la vida llegó a librar una lucha común. El primer problema que la mujer encontró fue que unirse a un movimiento revolucionario por sí solo no era suficiente para superar las estructuras coloniales y feudales. Los problemas comenzaron a surgir sobre todo en el enfoque de las mujeres; hubo un intento de regeneración de los roles tradicionales en la propia guerrilla y las estructuras de los partidos. Había mujeres que aceptaron la regeneración de estos roles, y también mujeres que los rechazaron. De este modo, la organización pronto se dio cuenta de la gravedad del problema que enfrentaba y estableció la Unión Patriótica de las Mujeres del Kurdistán en 1987. La fundación de esta Unión fue la primera declaración explicita de establecer una organización única y separada de las mujeres.

En la década de 1990 hubo una gran afluencia de mujeres a las fuerzas guerrilleras. Esto obligó a la formación de una nueva organización militar. En 1993, por primera vez se formaron unidades integradas únicamente por mujeres. Esto significaba que no estarían bajo el mando directo de los hombres y serían capaces de tomar sus propias decisiones de planes y ejecución de esos planes. El consiguiente desarrollo de las mujeres en la autodefensa dio la confianza en sí mismas. Esto dio lugar a enormes transformaciones ideológicas, políticas y sociales. Este fue el segundo gran avance después de la heroica resistencia de las mujeres en las cárceles turcas. De hecho, llevó a cambios revolucionarios en la forma en que se perciben las mujeres dentro de la sociedad kurda y por los hombres. Por lo tanto, en 1995 se formó la Unión de las Mujeres Libres del Kurdistán y a partir de entonces el trabajo político y social también se dejó sentir no  sólo en las mujeres de la organización, sino también en la sociedad. Al mismo tiempo, se comenzó a trabajar por la solidaridad internacional con la lucha del pueblo kurdo. Es durante estos años que Öcalan comenzó a hablar de un nuevo concepto: “matar al hombre dominante”.


Fuente: lapuntadaconhilo.blogspot.com

A partir de esta fecha, la lucha por la libertad de la mujer se radicalizó. Se comenzó a hablar de romper con la modernidad dominante en los ámbitos mental, psicológico y cultural. Pero también, se concibió un proyecto para transformar paralelamente al macho. Para ello, la educación de los hombres se llevó a cabo por las propias mujeres.

En 1998, las mujeres establecen los principios de la ideología de la liberación de la mujer y con el fin de ponerla en práctica formaron el Partido de las Mujeres Trabajadoras del Kurdistán. En el año 2000, ampliaron su perspectiva organizativa y de lucha y las mujeres fundaron el Partido de las Mujeres Libres. Uno de los logros más importantes de esta época es también la declaración del Contrato Social de la Mujer.

Sin embargo, todos estos intentos no superaron totalmente los límites y el marco del patriarcado. No sólo el movimiento de mujeres, sino toda la organización estaba en búsqueda de alternativas. Aunque el PKK ya no era la vieja izquierda, fue incapaz de llegar a una solución que por completo lo separara del socialismo real y la modernidad capitalista. Uno puede definir el periodo comprendido entre 1993-2003 como de transición para conceptualizar una alternativa a la modernidad capitalista. El material teórico disponible, experiencias pasadas de otros movimientos, el feminismo y la experiencia misma del PKK, llevaron al movimiento a la conclusión de que la esclavitud de las mujeres constituye la base misma de todas las esclavitudes posteriores, así como de todos los problemas sociales. De este modo, comenzó a diferir de clásicos marxistas-leninistas. También difiere en la forma en que comenzó a observar el aparato estatal como un instrumento de poder y explotación que no es necesario para la continuación de la vida humana y natural. En tercer lugar, su percepción de la violencia revolucionaria también cambió y, finalmente, la enmarcó como autodefensa.

Öcalan determinó que la esclavitud de la mujer se había perpetuado en tres niveles a lo largo de cinco mil años: En primer lugar está la construcción de la esclavitud ideológica; entonces no es el uso de la fuerza pero si hay un cambio de la economía de la mujer. Como resultado, él se apresuró a hacer la conexión entre la profundidad de la esclavitud de la mujer y el enmascaramiento intencional de este hecho y el aumento del poder jerárquico y estatista dentro de la sociedad. Como las mujeres están habituadas a la esclavitud, la ruta de la esclavitud de los demás sectores de la sociedad está pavimentado. La esclavitud de los hombres viene después de la esclavitud de las mujeres. Sin embargo, la esclavitud de las mujeres es diferente en algunos aspectos a la esclavitud de clase y nación. Su legitimación se logra a través de la represión refinada e intensa, combinada con mentiras que se puede observar en las emociones. La diferencia biológica de la mujer se utiliza como justificación para su esclavización. Todo el trabajo que hace se considera “El trabajo de la mujer”.

.Sin entrar en el análisis del proceso a través del cual la mujer fue superada y dominada socialmente, no es posible comprender adecuadamente las características fundamentales de la cultura social del macho dominante, y lo que es se puede construir en su lugar. Sin entender cómo se formó la masculinidad socialmente, no se puede analizar la institución del Estado y por lo tanto, no se es capaz de definir con precisión la cultura de la guerra y el poder relacionada con la condición de Estado. Esto es algo que tenemos que destacar, porque esto es lo que allanó el camino para el feminicidio y la colonización, así como la explotación de los pueblos. La sujeción social de la mujer constituye la contrarrevolución más vil jamás llevada a cabo. Öcalan señala que “la espada de la guerra en el Estado y el puño del hombre dentro de la familia, son símbolos de la hegemonía. La sociedad de clases, desde sus capas superiores a sus capas más bajas, se mantiene entre la espada y el puño”.

El capitalismo y el Estado-nación se analizan para representar al macho dominante en su forma más institucionalizada. La sociedad capitalista es la continuación y culminación de todas las antiguas sociedades de explotación. De hecho, es una guerra continua contra la sociedad y la mujer. Para decirlo en pocas palabras, el capitalismo y el Estado-nación son monopolio del macho tiránico y explotador. Basta con mirar en todo el mundo para ver un nuevo aumento en la violencia, la explotación y el retorno a la supresión de las mujeres. Esto no está ocurriendo sólo en los llamados países del tercer mundo, sino en todo el mundo.

Pero  inequívocamente aclarar la condición de la mujer es sólo un aspecto de la cuestión. Mucho más importante es la cuestión de la liberación; en otras palabras, la resolución del problema excede la importancia de revelar y analizar la condición de la mujer. Durante el último cuarto del siglo XX, el feminismo ha logrado en cierta medida revelar la verdad sobre las mujeres. Pero el movimiento de liberación kurdo, y Abdullah Öcalan,  dan un paso más allá y tratan de desarrollar nuevos modelos de una vida libre para la sociedad en su conjunto.

Voy a tratar de explicar brevemente algunos de los conceptos desarrollados en este contexto. El punto de partida es analizar la sociedad sobre la base de una “sociedad política y moral”. La moral se define como la conciencia colectiva de la sociedad y la política definida para ser su sabiduría común. Pero, ¿cómo trabajamos ahora para esto.

Con el fin de ser capaz de detener la perpetuación del capital y la acumulación de poder, así como la reproducción de la jerarquía, existe la necesidad de crear estructuras de una sociedad democrática, ecológica y liberada en el género. Lograr este desmantelamiento del poder y la jerarquía es una necesidad absoluta.


Fuente: storify.com

Para lograr este propósito; Öcalan llama a la vida y la lucha a los que quedan fuera del sistema, como las mujeres, los pueblos, las culturas y los artesanos para crear “la civilización democrática”. Y él ha hecho un llamado a las ciencias sociales para que desarrollen una perspectiva libertaria de lo que el denomina como “sociología de la libertad”. El análisis de la civilización democrática se basa en lo que él llama la “sociedad política y moral” o “sociedad democrática” que es la versión moderna de esta sociedad histórica.

La alternativa a la modernidad capitalista existente es la modernidad democrática. ¿Qué es la modernidad democrática? Abdullah Öcalan señala:

“No estoy descubriendo ni inventando la modernidad democrática. Del mismo modo que el modernismo es nombrado para ser la representación única de la era hegemónica del capitalismo durante los últimos cuatrocientos años de la civilización clásica, la modernidad- democrática entonces puede ser el nombre único para los últimos 400 años de la civilización democrática”.

Dimensiones fundamentales de la modernidad democrática son:

Moral y Sociedad Política

Industria Ecológica

Confederalismo Democrático

El Confederalismo Democrático es el principio organizativo general para la sociedad. Las Autonomías democráticas en los ámbitos locales se unen para formar el confederalismo democrático en un nivel más general. El Confederalismo Democrático es la alternativa política al Estado-nación y se basa en:

Nación Democrática

Política Democrática

Autodefensa

El Confederalismo Democrático no se limita a la auto-organización dentro de territorios específicos, pues puede convertirse en confederalismo transfronterizo si las sociedades involucradas así lo desean.

Cada comunidad, etnia, cultura, comunidad religiosa, movimiento intelectual o unidad económica autónoma puede configurarse como una unidad política. El elemento fundamental del ámbito local es su capacidad para tener discusiones libres y ejercer su derecho de tomar decisiones.

El Confederalismo Democrático está abierto a diferentes capas y variedades de formaciones políticas, que requieren una combinación de organización horizontal y vertical debido a la compleja estructura de la sociedad actual. El Confederalismo Democrático mantiene formaciones políticas centrales, regionales y locales en un equilibrio unitario.

Tenemos que retornar la moral y la política a la sociedad. El intelectualismo, limitado principalmente a las universidades; tiene que ser devuelto a todos nosotros. La moral ha sido reemplazada por el derecho positivo. La política, por otra parte, ha sido llevada a ser una parodia administrada por la burocracia del Estado-nación bajo el careta del parlamentarismo.

El sistema de Confederalismo Democrático no es una formación estatal alternativa sino una alternativa al propio Estado. Nuestras democracias se desarrollaron a partir de la democracia romana, que es representativa en lugar de ser participativa. Por lo tanto, las reglas de la mayoría y las de una élite deciden sobre cuestiones fundamentales en nuestro nombre. La Autonomía Democrática, por el contrario, es la democracia radical, directa y participativa, sobre todo, de la mujer, aunque en última instancia, todos los sectores de la sociedad se organizan y participan directamente en la toma de decisiones con el fin de ser capaces de decidir sobre asuntos que les afectan directa e indirectamente.

Para responder a los cambios en el marco teórico, el movimiento de liberación de las mujeres pasó por varios períodos. Había la necesidad de una organización de mujeres confederada que trascendía las estructuras del partido y que requería ser más flexible y comprensiva. Así, en 2005, la Comunidad de Mujeres Eminentes (KJB) fue fundada. Esta acción fue resultado de una reestructuración organizativa que tuvo lugar para poner en práctica la formación del nuevo paradigma basado en la democracia, la ecología y la libertad de las mujeres. La KJB se estableció para convertirse en el punto de coordinación entre las fuerzas de autodefensa, las organizaciones sociales y la organización de mujeres jóvenes. En septiembre de 2014, la organización de las mujeres pasó por otra transformación con el fin de tratar por igual y de forma global a las necesidades de la sociedad y la formación de las instituciones necesarias para continuar con la transformación de los hombres, la democratización de la sociedad, para crear la ética y la estética de la vida libre. Las mujeres, por lo tanto, se están organizando desde el nivel local y en todas las formas de las estructuras de toma de decisiones. Se toman todas las decisiones con respecto a sí mismas y están representadas desde el nivel local a todos los niveles, a la hora de tomar decisiones que afectan a toda la sociedad. Otros sectores de la sociedad como los jóvenes, los ancianos, los profesionistas, los religiosos, los artesanos, están muy organizados para que el poder y las formaciones y estructuras jerárquicas no pueden perpetuarse y cualquier intento en esa dirección es detenido a través de estos mecanismos.

Si la esclavitud de las mujeres se ha perpetuado en tres niveles: el ideológico, el uso de la fuerza, y por último, en el quitarle la economía, entonces, estas tres áreas deben ser también  tratadas al mismo tiempo en nuestros enfoques y alternativas.

Tareas Intelectual y Educación: En la historia es posible observar que la esclavitud de las mujeres, y luego de toda la sociedad, fue primero ideológica; de hecho, jerarquía significa “regla por el sacerdote”. Por lo tanto, hay la necesidad de exponer la historia de la colonización de las mujeres, en lo ámbitos económicos, sociales, políticos e intelectuales. Esto significaría la exposición de la historia de la humanidad para toda la sociedad. Cuanto más la ciencia y el conocimiento son atados al capital y al monopolio del poder, más quedaron sustraídos de la sociedad la política y la moral. La Civilización estableció el monopolio de la ciencia y el conocimiento, así lo extraiga de la sociedad y especialmente de las mujeres. Este cambio significó su desapego de la vida y el medio ambiente.

Economía, industrialismo, Ecología: Economía es la tercera fuerza después de la ideología y la violencia a través del cual las mujeres y, posteriormente, la sociedad entera son atrapados y obligados a aceptar la dependencia. Economía significa literalmente “mantener la casa”, pero no para la acumulación, el comerciante o el mercado, sino para la familia. Por lo tanto, existe una verdadera necesidad de convertir la economía en lo que fue y debería ser.

Pero para los economistas capitalistas el trabajo productivo y visible solamente se mide en términos monetarios. Los que quieren apropiarse del trabajo doméstico sin establecer relaciones salariales deberán hacerlo por medio de la violencia estructural y directa. De hecho, esta violencia estructural y directa caracteriza a todas las relaciones de explotación: entre los seres humanos y la naturaleza, la industria y los campesinos, los capitales y las colonias. Esta es una de las razones por la que Abdullah Öcalan considera la relación hombre-mujer como colonial en  esencia. Así la mujer es la primera colonia.

Auto-Defensa: Esta es también una cuestión sumamente importante, ya que la violencia combinada con ofensivas ideológicas y económicas contra las mujeres condujo a los resultados señalados. Hoy la violencia es el monopolio del Estado. Tiene el derecho exclusivo a la misma. Las mujeres durante cinco mil años no fueron sujetos fáciles de oprimir; recordemos que eran quemadas como brujas, o enterradas vivas por haber nacido mujeres, golpeada con o sin excusas y la lista puede seguir y seguir.

En tiempos de caos, como en los que estamos atravesando, la posibilidad de cambio más al alcance que nunca. El capitalismo está en una crisis sistémica y está tratando de superarla  cambiando y transformándose. Esta transformación no necesariamente significa que sea progresiva. Las fuerzas reaccionarias en contra de todo el mundo en diferentes formas están tratando de imponer un sistema del ala más a la derecha en la población mundial y en especial en las mujeres. No nos dejemos engañar. Esto también representa una oportunidad para las fuerzas democráticas para que emerjan como los grandes ganadores de este caos. Todo lo que necesitamos hacer es en primer lugar derribar los muros en nuestras cabezas; como el camarada Öcalan ha dicho: “El verdadero logro del capitalismo es su victoria sobre la mente. En el pasado, cuando las personas eran pobres se rebelaron. Ahora, sólo sueñan con ganar la lotería”. Lo que ha sido construido por la mano del hombre, puede ser demolido por la mano humana.

Al igual que el compañero Subcomandante Galeano dijo en Oventik: “Somos las grietas en las paredes; no dejes que las grietas sean reparadas! Deja que estas grietas se encuentren y se profundicen las divisiones.

Amigos míos, esta es nuestra historia. Que nuestras historias y luchas se unan para refutar la narrativa de que el capitalismo es eterno. Lo que es eterno es la libertad y una vida libre. En kurdo, la raíz de la palabra “vida” proviene de la palabra “mujer”. Por lo tanto, nuestra filosofía y lema es: Jin, Jiyan, Azadi, que significa: Mujer, Vida, Libertad.

‘Libertad para Öcalan - Paz en Kurdistán’ Iniciativa Internacional

06 de mayo 2015



[1]    Ponencia para el Seminario “El pensamiento crítico frente a la hidra capitalista”, organizado por el EZLN, en Chiapas, del 3 al 9 de mayo de 2015. Texto publicado con permiso de su autora. Traducido por Gilberto López y Rivas.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar